Buenas señales en inmuebles logísticos: aumenta la demanda de obras en construcción

Opiniones

Para que los productos que se compran por internet lleguen optimizando tiempos, es muy importante que funcione correctamente el recorrido de almacenaje y distribución. La tecnología en logística se vuelve esencial.

El mercado de inmuebles logísticos en Buenos Aires está creciendo fuerte y se posiciona con un muy buen futuro para próximos desarrollos inmobiliarios en este sector.

A partir del surgimiento de la pandemia, el mercado inmobiliario generó oportunidades, y uno de los sectores que se ve beneficiado desde entonces, es el de depósitos y centros de distribución por el sostenido crecimiento del e-commerce.

Según informes privados, la vacancia (cantidad de inmuebles vacíos) bajó más de un 50% durante 2022 y llegó a menos del 7% con un pronóstico de seguir bajando aún más.

Ya prácticamente no se consiguen superficies mayores a 10.000 m2. Lo que hoy está disponible en el mercado oscila entre los 3.000 y 8.000 m2.

Se estima que más del 20% de los metros en construcción, ya van a entrar al mercado, pre-alquilados.

En las superficies de espacios premium que quedan disponibles, se empieza a evidenciar el bajo margen de negociación; fundamentalmente en los inmuebles ubicados dentro de los tres primeros anillos, que llegan hasta el km. 50 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Más del 50% de los metros que hay en construcción, se encuentran ubicados en en el tercer anillo que va desde el Km. 30 hasta el 50 aproximadamente.

La demanda se ha vuelto más sofisticada y actualmente se buscan naves con alturas importantes para optimizar el espacio (techos mayores a 10 metros) y que cuenten con seguridad. Generalmente se buscan espacios bien ubicados y con fácil acceso. Se valora la buena infraestructura para la carga y descarga ágil de mercaderías con generosas playas para maniobras y portones automáticos.

En este sector las certificaciones LEED cada vez serán más demandadas. Por ello en las construcciones se recomienda utilizar la mayor cantidad de materiales y sistemas que mejoren en términos de sustentabilidad, tanto a la propiedad, como a sus usuarios.

Hoy, los desarrolladores inmobiliarios, activaron con mayor fuerza la construcción de nuevas obras para el sector logístico. Se estiman más de 120.000 m2 de obras nuevas, sumado a la construcción que ya estaba en curso.

Las posibilidades de negocio son amplias, tanto para desarrolladores, que pueden invertir en centros de almacenamiento o en centros de distribución, como para inversores más chicos, que probablemente cuentan con depósitos o pueden adquirirlos y adaptarlo a las necesidades actuales que demanda el mercado logístico (que hoy sigue firme y con un buen pronóstico a futuro).

Dejá tu comentario