Chiche vocera

Opiniones

Con algún retraso -para aprovechar los efectos de la versión-, Hilda Chiche Duhalde salió ayer a desmentir la posibilidad de que su esposo, Eduardo, evalúe presentarse como candidato a legislador por la provincia de Buenos Aires el año próximo. Tardó 48 horas en reaccionar para apagar los rumores sobre un eventual regreso electoral. Lo hizo, con Magdalena Ruiz Guiñazú, por radio «Mitre».

PERIODISTA: ¿Es Maquiavelo su marido?

Hilda Chiche Duhalde: No. Usted sabe que desde que se fue del gobierno, permanentemente llegan trascendidos. El domingo yo me despierto, tomo los diarios y casi me desmayo cuando veo las tapas porque en realidad no hay nada de eso. Es un hombre, como usted bien dijo, con vocación política, pero tener vocación política no significa pretender ocupar cargos. Esto es un comentario que cada tanto vuelve a ponerse en el tapete en los medios.

P.: Pero es como si un pianista dejara de tocar el piano.

H.D.: Pero claro, por eso digo... usted dijo bien, es un hombre con convocación política como usted es una periodista de vocación. El nunca dijo me voy de la política porque es como si usted el día que deje de ser periodista activa, deje de ser periodista de alma... siempre va a tener una opinión y sería bueno que en el caso de Magdalena, el día que se retire de la política dentro de 30 años...

P.: Gracias Chiche...

H.D.:
... y que sea consultada por los periodistas nuevos, pueda aportar su experiencia, su conocimiento de lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer.

P.: A mí lo que me gusta es trabajar, no dar opinión.

H.D.: Está bien... da también opinión a través de los medios, pero quiero decir, un día usted decide que está cansada y a lo mejor sea una persona requerida desde las universidades ¿Por qué no?

P.: ¿No va a ser, entonces, candidato a legislador el año que viene en la provincia de Buenos Aires?

H.D.: No, va a seguir haciendo política porque le gusta enormemente, porque tiene una profunda vocación, pero tenemos una dirigencia tan mediocre, tan mediocre que en lugar de tener un reconocimiento al hombre que sacó al país de la peor crisis en 2002 y tenerlo en un lugar de respeto, tratan permanentemente de denostarlo y esto realmente, a mí en lo personal, me parece que tiene que ver con lo que dije recién ¿no?, con que nuestra dirigencia es muy pobre.

P.: La verdad es que desde el domingo nadie, ni usted, ni su marido, ni alguien que pudiera hablar por ustedes salió a desmentir esa versión.

H.D.: El domingo fue la sorpresa y no puede vivir toda la vida desmintiendo. Yo, por respeto al programa de ustedes los atiendo, pero realmente no voy a atender programas teniendo que ser yo la vocera de Duhalde que dice que no va a hacer lo que los medios dicen que va a hacer, o lo que muchos dirigentes a lo mejor querrían y muchos no querrían.

P.: ¿A usted le gustaría?

H.D.:
No. A mí me parece que lo que él está haciendo es muy importante porque es un servicio al país, si lo tomaran en cuenta. Lo que pasa es que estamos frente a un gobierno que se cree el dueño de la verdad revelada y que no acepta opiniones diferentes, pero en realidad el movimiento productivo argentino es muy importante, están pasando figuras relevantes del quehacer nacional en materia económica fundamentalmente para ver cómo la producción, desde ese espacio, se puede plantear como realmente lo que debe ser ¿no?, apuntar al desarrollo.

Dejá tu comentario