17 de abril 2024 - 00:00

China: de la producción de bajo costo a la producción de alta calidad

China se sigue manteniendo como el mayor motor de la economía mundial sobre todo desde la recuperación post pandemia, y ha contribuido con un poco más del 30% del crecimiento económico mundial en 2023.

china.jpg

En muchos quedó instalada la idea de que los productos de China eran baratos y de una calidad baja o intermedia, algo que era verdad hace unos cuantos años atrás.

Pero el que conoce de la situación hoy en día, sabrá que China ha cambiado mucho y seguirá evolucionando en los próximos años.

Es importante poner esto en contexto, a través de algunos datos, sobre cuál es la situación de la economía china en la actualidad.

China se sigue manteniendo como el mayor motor de la economía mundial sobre todo desde la recuperación post pandemia, y ha contribuido con un poco más del 30% del crecimiento económico mundial en 2023.

Sólo el crecimiento económico chino genera un poco menos de un billón de dólares, lo que equivale al PIB total anual de un país mediano, (y bastante más que el PBI anual de nuestro país).

La urbanización de la población en China sigue en constante aumento, logrando superar en la actualidad el 66 %, número que casi duplica los valores que tenía en el año 2000. Pero ya el número de usuarios de Internet en China ha superado 1.000 millones,

China ya superó hace unos años los 400 millones de personas que componen la clase media, y buscará duplicar este número dentro de 10 o 15 años.

Para lograrlo, China lanzará un programa para estimular el consumo y crear puestos de trabajo, algo que se vio afectado los últimos años por la pandemia, la crisis inmobiliaria y el contexto internacional.

La estimulación del consumo hará foco en lo referido al consumo digital y al consumo sostenible. Y la creación de empleo, en especial al empleo juvenil, y a la promoción y apoyo de los jóvenes emprendedores.

Ya en 2017, Xi declaró que la economía de China estaba pasando de un período de rápido crecimiento a una etapa de desarrollo de alta calidad, donde la calidad se encuentre por encima de la cantidad.

La economía china ya no estará impulsada principalmente por factores tradicionales como el trabajo, el capital y la tierra, sino por nuevos factores innovadores como la tecnología de la información, el big data y la inteligencia artificial.

El desarrollo de alta calidad implica alcanzar los objetivos de cero emisiones de carbono lo antes posible, y continuar profundizando el despliegue de la energía renovable, (actualmente China es líder mundial en este asunto, del total de la generación de energías renovables instaladas en 2023 en todo el mundo, China contribuyó con más del 50 %) , y del uso de los vehículos eléctricos (China es líder mundial y su empresa ByD ya superó en ventas mundiales a Tesla durante el último trimestre de 2023).

Por otro lado, se está impulsando la ya existente vinculación entre ciencia y tecnología y economía, y la integración entre la industria y las universidades y centros de investigación. La inversión de China en investigación y desarrollo viene aumentando a un ritmo de 10% anual.

Algunos de los últimos grandes logros de China vinculado al desarrollo tecnológico son la realización del primer vuelo comercial de un gran avión fabricado en China, el C919 (potencial competidor de Boeing y Airbus en un futuro); la fabricación del primer gran crucero para más de 3000 pasajeros; el desarrollo del motor con rendimiento récord para futuras misiones lunares tripuladas; que más la mitad de los usuarios de teléfonos celulares usen la red 5G y superar los 1.000 millones de usuarios de Internet.

Sin duda, la China del presente no es la de unas décadas atrás y tampoco será la misma en el futuro, dónde cada vez habrá más marcas chinas de calidad con reconocimiento internacional e influencia global.

Politólogo (Universidad de Palermo). Doctor en Economía Internacional (Universidad de Economía y Negocios Internacionales, Beijing, China)

Dejá tu comentario

Te puede interesar