Nuevos desafíos del comercio electrónico: cómo cumplir con la alta demanda

Opiniones

Ante este escenario, cumplir la alta demanda de sus clientes en tiempo y forma será algo primordial, y para eso es fundamental la implementación de herramientas y dispositivos tecnológicos.

Una cadena de suministro eficiente nunca había sido tan importante como lo es ahora. Durante la pandemia, algunas empresas están aprendiendo sobre su propio abastecimiento a medida que experimentan con sus inventarios y pedidos, gracias a nuevas tecnologías y dispositivos. Otras compañías, las cuales contaban con mayor experiencia desde el inicio de la pandemia, se centraron en optimizar cada vez más su logística para poder responder a la demanda actual.

Sea cual sea la estrategia, se puede decir que hoy por hoy la eficiencia está en la trazabilidad en tiempo real, basada en certeza y previsibilidad, para saber dónde está la mercadería o producto y cuándo llegará al destino final.

Pero en este entorno de distanciamiento social, ¿quién se asegurará de que el producto llegue del punto A al punto B?, ¿cómo pueden las empresas y organizaciones crear un entorno de trabajo seguro para garantizar que las cadenas de suministro de las empresas no se estanquen? Estos, y otros más, son los desafíos complejos a los que se están enfrentando los negocios.

Para empezar, se podría esperar que la entrega desde los centros de distribución, tiendas e instalaciones crezcan mucho más rápido de lo esperado de acuerdo con el actual volumen de la venta online, una modalidad que viene creciendo sostenidamente hace años. Contar con una estrategia omnicanal coherente, pero sobre todo eficiente para ofrecer al cliente servicio por diferentes canales, puede ser fundamental para los resultados en ventas y para la satisfacción de los compradores.

Según el Estudio Anual de Comercio Electrónico en Argentina de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en 2019 se registraron 828.000 nuevos e-shoppers y hubo un crecimiento del 76% en términos de facturación, alcanzando $403.278 millones. Es innegable que, durante los primeros meses del 2020, la cifra aumentó exponencialmente ya que hay mucha más demanda para satisfacer.

Igualmente, a medida que los consumidores y las empresas institucionalicen las prácticas de distanciamiento social, se naturalizará la tendencia de la compra en línea, entrega en casa o pick up en los comercios, en lugar de comprar en un entorno masivo. Es por esto, que las empresas deben garantizar que los flujos de trabajo sean continuos y haya conectividad suficiente entre procesos, enriquecida con información en tiempo real, para dar a los consumidores lo que piden, donde lo requieran y cuando lo necesiten.

Por otro lado, las empresas deben tener en cuenta que, considerando el nivel de incertidumbre al que nos enfrentamos, el perfil de velocidad de cada producto -la tasa a la cual el bien tendrá demanda, se venderá y se enviará- resulta poco predecible. Además, es indispensable pensar en una estrategia que incremente la velocidad de rotación del inventario y la reposición con mayor frecuencia. Esto generará más estrés a la gestión en almacenes o centros de distribución, ya que todos los artículos deberán ser tratados como nuevos.

Es ahí donde entran las nuevas tecnologías como aliado ideal. Para mantener el distanciamiento, cumplir con los protocolos de seguridad y sanidad, y a su vez dar respuesta a las nuevas demandas comerciales en tiempo y forma, es necesario que las empresas de logística y almacenes adopten soluciones tecnológicas móviles y de automatización para que sus trabajadores puedan mantenerse al día con el número de pedidos.

Por último, las empresas hoy deben ocuparse del cumplimiento de las nuevas pautas de seguridad y procedimientos operativos para dar continuidad a sus negocios. A medida que abran sus puertas se enfrentarán a nuevos procedimientos y requisitos que deberán incorporar, garantizando los flujos de trabajo y a su vez el distanciamiento social. Si bien ya se está hablando de muchos de ellos y de algunas recomendaciones, es importante conocer cómo implementarlos de manera correcta. Actualmente ya se están utilizando algunas tecnologías basadas en beacons para detectar rango de proximidad, concierges para auto servicio y puntos de auto-pago, entre otros.

En estos tiempos desafiantes, las empresas dedicadas al e-commerce y las que han empezado a vender por internet recientemente, deben tomar en cuenta que fortalecer su cadena de suministro en esta etapa beneficiará la evolución de su negocio y los pondrá en una mejor posición frente a los competidores. Cumplir la alta demanda de sus clientes en tiempo y forma será algo primordial, y para eso la implementación de herramientas y dispositivos tecnológicos diseñados para cada tipo de negocio serán clave.

(*) Channel Sales Manager de la región SOLA en Zebra Technologies.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario