Imagen en cuarentena: sacate el piyama, ponete actitud

Opiniones

Sin vestirnos para los demás, se revela qué mirada tenemos sobre nosotros mismos. Podemos usar ropa cómoda y lucir bien. Aún en aislamiento, ¡que no decaiga!

En esta cuarentena muchos nos preguntamos si debemos o no ocuparnos de nuestra imagen y por supuesto que yo, siendo asesora de imagen, te voy a contestar que sí. Ahora voy a contarte es por qué es necesario ocuparnos de ella.

En principio considero que tenemos que tener en cuenta que, tanto la Imagen que creemos que tenemos como la que consideramos que debemos tener son importantes, pero la que debe ser nuestra columna vertebral es la que tenemos de nosotros mismos, esa que vemos y sentimos sin escuchar a nadie, sin preguntarle a un otro cómo nos vemos. Esa es “la real”. Por eso hoy, encerrados, sin usar la ropa para otro, o sin una mirada externa empezamos a revelar verdaderamente quienes somos y como nos sentimos.

Es un momento ideal de hablar de la relación entre nuestra imagen y la salud, tanto mental como corporal. ¿Y cómo lograr que sea verdaderamente saludable? No sólo ocupándonos de nuestro cuerpo estético o de que nuestra indumentaria sea de moda, sino trabajando nuestra Imagen interior.

La autoimagen es un punto muy importante a la hora de elevar la autoestima ya que constituye uno de los pilares esenciales para vernos y sentirnos mejor. Cuando hablamos sobre ella, no sólo nos referimos a la parte física y corporal, sino también en la personalidad e identidad que hemos formado con el pasar de los años.

Existen varios complementos que hacen a una autoestima equilibrada; entre ellos están: una personalidad definida, la seguridad en nuestra identidad, una buena postura ante la vida, una autoimagen equilibrada y sobre todo sentirnos merecedores de cosas buenas y positivas que nos ocurren.

La manera en la que nos movemos por la vida es un reflejo de lo que sentimos y tenemos en nuestro interior, nuestra forma de caminar, andar, mostrarnos ante los demás, elegir los colores que nos van, los accesorios adecuados, lo que nos ponemos y lo que dejamos de ponernos son claves básicas para detectar la autoestima.

Tips para lograr una imagen saludable

  • Cuidá tu alimentación. Los comestibles deben ser elegidos para que te aportem energía y nutrientes necesarios para que tu cuerpo y tu mente estén formidables.
  • Prestá atención a tu expresión corporal. Es escencial tener en cuenta cómo te parás en la vida, cómo caminas… ¿Siempre tenés los hombros caídos?, ¿Te movés con la cabeza mirando al piso? ¿Nunca posás la mirada en nadie? Una buena postura corporal y tu comunicación no verbal hablan mucho más de vos que tus palabras.
  • Movete en esta cuarentena. Elegí realizar una actividad física que te divierta, como por ejemplo bailar, hacer zumba, jugar con tu hijo a las escondidas. Recordá que el movimiento te eleva las endorfinas, las cuales son esenciales para sentirte feliz.
  • Vestite para sentirte bien. Sacarte el piyama es poner actitud de trabajo. Aunque no lo creas, la cabeza se dispone a trabajar y a ponerse en acción. Hay ropa cómoda que además queda espectacular. El piyama muchas veces puede abrir las puertas a la depresión.
  • Estar aseado, prolijo y elegir colores que te den energía.
  • Usá tu perfume preferido. Los aromas cambian y favorecen emociones positivas.
  • Vestite con pensamientos positivos.Remplazá las ideas negativas. Podés aprender a ser consciente de tu diálogo interior, de las percepciones que tenés sobre vos mismo y sobre lo que hacés. Dejá de decir "estoy gorda o gordo”, "estoy más vieja o viejo". Cambiá esos dichos por frases de aceptación y de halago.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario