Las microfinanzas y las mujeres

Opiniones

Gracias a esta red de contención, las emprendedoras logran romper con varios prejuicios relacionados con la inclusión de género.

Las microfinanzas se refieren a todos aquellos servicios financieros orientados a la población más vulnerable. En nuestro país existen numerosas instituciones que se dedican a proveer estos servicios. Varias de ellas utilizan una metodología de banca comunal, que consiste en prestar una suma de dinero a un grupo de entre 15 a 20 mujeres que son solidariamente responsables por el repago de dichos préstamos.

El grupo que conforman elige a sus autoridades entre sus miembros: una presidenta, una tesorera y una secretaria. Ellas administran ese dinero y, con el acompañamiento de su asesora de créditos y el respaldo de la institución, comienzan a pensarse desde otro lugar. Cada una de estas mujeres tiene su emprendimiento, detrás del cual siempre hay una historia de superación.

Gracias a esta red de contención, las emprendedoras logran romper con varios prejuicios relacionados con la inclusión de género: “que las mujeres no somos buenas administradoras”; “que el dinero es sólo cosa de hombres”; “que, para entender de finanzas, hay que saber mucha matemática, “para eso son mejor los hombres”, entre otros.

Así es como las microfinanzas logran empoderar a las mujeres, y, en muchos casos, ellas se convierten en generadoras del principal ingreso de su hogar. Se forma un círculo virtuoso alrededor de la mujer y su emprendimiento, a partir del cual ellas generan sentimientos de “seguridad”, “sentirse útil y valiosa”, “ser un buen ejemplo para mis hijos/as”, en palabras de muchas mujeres que hemos conocido en este camino.

El premio Propulsar - que comenzó en Argentina como el Premio al Microemprendedor/a-, hace 10 años tiene por con el objeto de destacar la importancia de estos emprendimientos en la lucha contra la pobreza y el empoderamiento de la mujer.

Algunos de los casos de mujeres que conocimos: la madre de ocho hijos –uno de ellos con una discapacidad- que se acercó a la institución de microfinanzas para sumar a su empleo de maestranza un emprendimiento de comercialización; la joven que salió de la mayor pobreza gracias a su esfuerzo y en el proceso, también descubrió que podía dejar atrás una pareja abusiva; la mujer que fue haciendo crecer su oficio de modista hasta tener su propia marca de ropa; y la mujer que comenzó con su taller de costura y decidió abrir un espacio donde dar clases a otras mujeres.

En el año 2013 desarrollamos una capacitación para acompañar a las personas microemprendedoras ganadoras en el camino posterior, es decir, en la etapa en la que el pequeño emprendimiento crece y lucha por convertirse en una pyme. En 2017 sumamos una capacitación en Educación Financiera para los finalistas y ganadores del Premio al Microemprendedor/a, facilitada por Gustavo Prepelitchi, capacitador internacional de la OIT, y Florencia Munaretto, especialista en microfinanzas de larga trayectoria en nuestro mercado. La capacitación permite a los/as emprendedores/as fijarse objetivos de corto y largo plazo; distinguir necesidades de deseos; diferenciar los gastos familiares de los gastos del emprendimiento; calcular y entender los costos de los servicios financieros, entre otros temas.

Este año, desde la Comisión Nacional del Microcrédito (Conami) dependiente del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de La Nación, se puso en marcha un proyecto que busca capacitar a 150 formadores en Educación Financiera -siguiendo el modelo desarrollado por OIT luego de verlo en las capacitaciones de Propulsar- para que se propague ese conocimiento entre emprendedores/as como también población en general.

En esta edición también quisimos hacer un reconocimiento especial a esas mujeres emprendedoras que quizás no tienen la trayectoria comercial sobresaliente que ameritaría el premio, pero sí un gran esfuerzo personal y creatividad para generar recursos donde escasean. De esa sorpresa que cada año nos dejaba con las ganas de reconocer el logro, nació el Mujer Microemprendedora con impacto social.

El Premio Citi a la MicroEmpresa Propulsar -nació como una iniciativa de Citi Foundation llevada a cabo en alianza con Fundación Avina como co-organizador- ycontamos con el apoyo de la Comisión Nacional del Microcrédito (Co.Na-Mi). Dicha Comisión cuenta en su página web con un mapa interactivo donde se encuentra la información de las instituciones que otorgan los microcréditos en todo el país, donde cada emprendedor podrá averiguar las características del crédito que cada institución ofrece.

Algunos elementos a tener en cuenta por aquellas personas que estén pensando en tomar un microcrédito: el costo financiero total, la cercanía geográfica, los costos y los métodos de recupero en caso de incumplir, si hay posibilidades de acceder a otros servicios financieros y si ofrecen servicios no financieros (capacitación, servicios de salud, etc.).

En muchos casos, las instituciones financieras que tienen por objetivo la promoción social y económica de sus clientes y brindan capacitaciones gratuitas, servicios de salud a bajo costo o créditos para refacción de vivienda con asesoramiento de arquitectos de manera gratuita, entre otros.

(*) Comunicación Corporativa y Responsabilidad Social Empresaria de Citi Argentina

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario