"No sé nada de Duhalde"

Opiniones

(Chiche Duhalde jugó a las escondidas ayer cuando le preguntaron si su esposo, Eduardo, trabaja para armar una coalición opositora a Néstor Kirchner. La entrevistó la periodista Adriana Balaguer por AM «La Red» y descartó que pudiera haber tal coalición organizada, como en Misiones, desde fuera de la política y, por caso, por un sacerdote.)

PERIODISTA: ¿Cree que puede haber un Piña a nivel nacional que logre encolumnar detrás de él a la oposición que hoy aparece tan dispersa?

Chiche Duhalde: No lo veo y desearía que fuera la política la que encuentre y pueda organizar la oposición porque la política en la Argentina ha pasado a ser una palabra horrenda. El propio Piña cuando habla suele decir «yo no soy político», como si fuera una palabra venenosa.Ese es el elemento que más tenemos que tener en cuenta: que la política no puede darles solución a los problemas de la política; los políticos no somos capaces de mirarnos hacia adentro, hacer una autocrítica y tratar de cambiar los errores que hacen que la sociedad haya dejado de creer en nosotros.

P.: ¿Por qué cree que Kirchner apoyó tanto el proyecto reeleccionista del gobernador Rovira?

Ch.D.: Al comienzo él tenía mucha seguridad del triunfo y quería apoderarse de ese triunfo, creo que quería aprovecharse de él. Cuando vio que los números no eran tan buenos, decidió tomar distancia pero siguió mandando a su hermana y a otros dirigentes con la misma metodología, que es la que usaban en la provincia de Buenos Aires, lamentable, muy triste. Pero bueno, han venido al poder para hacer lo peor de la política.

P.: ¿Cree que Kirchner quieretener reelección indefinida?

Ch.D.: El ha dado posibilidades a todos los gobernadores para que puedan ser reelegidos, aunque hay muchos que tienen reelección indefinida. Ha alentado de alguna manera lo de Rovira, ha alentado lo de Felipe Solá...

P.: ¿Se puede comparar lo de Felipe Solá con lo de Rovira?

Ch.D.: Son dos metodologías distintas. Pero el objetivo es el mismo.

P.: ¿Pero cree que Kirchner los apoya porque quiere lo mismo para sí?

Ch.D.: El quiere seguir gobernando con gente que le haya demostrado hasta ahora un absoluto encolumnamiento. Entonces estos gobernadores parece ser que están decididos a seguir agachando la cabeza. Todo el mundo que entiende del tema dice que ellos piensan en la alternancia entre ellos dos (Kirchner y Cristina) para permanecer por lo menos una década y media en el poder. Esto se ve con mucha claridad. Y cuando un presidente, que tiene en su provincia la reelección indefinida permanente, apoya a otros para que la tengan es porque cree que es natural, cree que es bueno. ¿Cuál es el argumento?: «De última, el pueblo decide».

P.: ¿Hay alguna alternativa para que quien agrupe a la oposición no sea un peronista?

Ch.D.: La oposición tiene que ser capaz que organizarse no detrás de un partido hoy, porque creo que los partidos ya venían con serios problemas y el gobierno nacional ha terminado de matarlos. Hoy ya el radicalismo no es lo que era, el peronismo no es lo que era, hay una obedienciadebida de los partidos políticos. Entonces la oposición seguramente tendría que surgir de políticos y el más carismático tendrá que encabezarla. No sé por qué hoy no se visualizan carismas fuertes, que a lo mejor sería bueno que no existieran, porque a lo mejor la Argentina está necesitando alguna figura menos carismática, pero sí de personalidad firme.

P.: ¿Lo dice por Lavagna?

Ch.D.: Lo digo por cualquiera que quiera serlo. Me parece que a lo mejor una figura moderada sería buena, pero para que se organice la oposición tiene que haber voluntad de dar una pelea que es dura.

P.: ¿Su marido trabaja para una concertación de la oposición?

Ch.D.: No lo sé. Yo no estoy todo el día pegada a mi marido ni sé con quién habla por teléfono, pero la verdad es que yo personalmente creo que para que se pueda conformar una oposición tiene que haber voluntad política de los dirigentes de no pensar en un lugar para cada uno, sino en un proyecto y luego, con ese proyecto acordado por todos los dirigentes de todos los partidos que quieren encolumnarse, trabajar una oposición seria porque no veo otra manera de que se pueda lograr. Si cada uno mira para adentro y se rasca el ombligo va a ser difícil.

P.: ¿Imagina a las ex manzaneras trabajando para Lavagna?

Ch.D.: No, yo estoy muy desconectada de esa tarea social que hice durante tantos años. Hoy las mujeres no sé ni qué estarán haciendo. La verdad es que no tengo contacto. Sí me imagino a dirigentes políticos que deben unirse detrás de un proyecto muy patriótico, sin pensar en lugares para ocupar en lo personal, sino pensando en el proyecto.

Dejá tu comentario