Para ahorristas: ante aceleración de la inflación, bonos CER recuperan atractivo

Economía

Hubo suscripciones netas positivas de los FCI indexados por $5.624 millones en lo que va de septiembre. También se recupera su valor. Sin embargo, la demanda de los últimos meses aún no compensa los rescates masivos de junio.

La demanda de los títulos CER aumentó en septiembre como instrumento de cobertura ante la fuerte aceleración inflacionaria de los últimos meses. Esto implicó un aumento en las suscripciones netas de los fondos indexados a la inflación, luego del sell off que sufrieron en junio en medio de la corrida contra la deuda en pesos. La recuperación de los fondos ser impactó negativamente en la demanda de los FCI dólar linked ante un alivio en las expectativas de devaluación.

En esta línea, el IPC del 7,4% de julio y del 7% de agosto, que marcaron records en 20 años, sumado a la expansión del 17% de la base monetaria que realizó el Banco Central por el dólar soja, aumentaron las expectativas de que la dinámica inflacionaria continúe elevada. Así, a pesar de que el tipo de cambio diferenciado para exportadores de soja alivió las expectativas de devaluación, alimentó el temor por una mayor aceleración de los precios en los próximos meses y se vio reflejado en las preferencias de los inversores.

Así lo señaló un informe de Adcap Grupo Financiero, el cual subraya que los Fondos Comunes de Inversión (FCI) atados a al IPC tuvieron suscripciones netas positivas por $5.624 millones en lo que va de septiembre. “Las altas expectativas inflacionarias continúan repercutiendo en la demanda por activos que ajustan por CER. Los bonos CER de mayor duración, como el TX26 y el TX28, registraron un retorno cercano al 5% en la semana, mientras que en los bonos con vencimiento en 2024 fue de 4%. Sin embargo, la demanda de los últimos meses todavía no alcanza para compensar los rescates masivos de junio, y las suscripciones netas caen 21% en lo que va del año”, detalló.

En este sentido, la inflación que no cede y el alivio en las perspectivas devaluatorias a raíz de la implementación del dólar soja dieron lugar a un cambio de tendencia entre los inversores. Luego del sell off de la deuda CER en junio, que provocó rescates por $450.000 millones, el mercado demandó fuertemente los FCI dólar linked, los cuales tocaron un máximo de suscripciones netas por $80.600 millones en julio, en un contexto de fuerte incertidumbre sobre el rumbo cambiario.

Desde Adcap señalaron que la demanda de activos dólar linked se planchó. “En lo que va del mes, los FCI dólar linked tuvieron rescates netos por $13.763 millones. Sin embargo, aún presentan buenos retornos, como el TV24 subiendo 4% en la semana”.

José Luis Pavesa, economista en Bull Market Brokers, señaló: “Los principales instrumentos financieros para cubrirse contra la inflación son los títulos públicos con cláusula de ajuste CER, tanto los bonos como letras soberanas, dado que son los más líquidos. La demanda aumentó nuevamente ya que la inflación sigue en tasas muy altas, con un piso entre el 6,5% y 7%, entonces estos activos, sobre todos los cortos, que son lo que menor riesgo crediticio tienen, fueron altamente demandados”.

“Hoy los bonos están positivos de nuevo, dado que recuperaron su valor, luego de caer 20% con el sell off de junio, mientras que las tasas están negativas, sobre todo en los cortos, como el TX23, ya que son los más demandados. Mientras que los que vencen el año próximo, al haber elecciones e incertidumbre, están con rendimientos positivos y relativamente más baratos”, agregó Pavesa.

Coincidió en el análisis Mauro Natalucci, ejecutivo de cuentas en Rava Bursátil, y señaló que probablemente el inversor espere más inflación para los próximos meses de la que prevén los economistas. En este sentido, advirtió: “Si bien son bonos en pesos no deberían tener riesgo de reperfilamiento o default porque el emisor puede emitir lo que haga falta para pagar, yo creo que sí lo tienen. Toda deuda argentina tiene su riesgo y, como ya ocurrió anteriormente (en 2019), el mercado no descarta un reperfilamiento. Obviamente, es un riesgo mucho menor a la deuda en dólares”.

Dejá tu comentario