Edición Impresa

Pese a suba del dólar, precios de inmuebles se resisten a la baja

Las escrituras en la Ciudad cayeron el 55% en marzo comparado a 2018. Quienes necesitan vender están dispuestos a negociar. Es un escenario de oportunidades para quienes cuentan con dólares en mano.

A pesar de la fuerte inflación, la falta de créditos hipotecarios y la crisis económica, los valores de las propiedades no bajan sus precios. La ley de la oferta y la demanda parece no existir en el mercado de real estate que mantiene sus valores estables en dólares.

Según los últimos datos brindados por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en marzo las escrituras cayeron el 55,4% respecto del mismo mes del año anterior. Y el cambio más drástico se ubicó en torno de la caída de los tomadores de los créditos. Hoy solo el 7% de esas operaciones se hicieron con la ayuda de financiación bancaria. A pesar de los números rojos los valores venta apenas se vieron modificados.

“Los precios de venta de los departamentos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están comenzando a registrar una tendencia en baja de hasta el 3% interanual”, sostiene un informe difundido ayer por Zonaprop del mes de abril.

Aunque el estudio muestra bajas casi insignificantes. “Analizando los precios de venta según las zonas de la Ciudad, se puede ver que Corredor Norte (u$s3.312/m2), Corredor Noroeste (u$s2.777/m2), Media Buenos Aires (u$s2.557/m2), Noroeste (u$s2.514/m2), Microcentro (u$s2.401/m2) y Sur (u$s1.211/m2), experimentan una baja entre el 0,1% y un 0,5%. Por otro lado, las zonas de Eje Central (u$s2.396/m2), Sur Este (u$s2.152/m2) y Oeste (u$s2.065/m2), se encuentran en alta con una variación mensual del 0,1% al 0,3%”, detalló.

“No es cierto que haya una baja. Los precios se mantienen estables, pero si hay mayor negociación”, explicó Armando Pepe, presidente del Colegio Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires. Según Pepe, el mercado experimenta una mínima reactivación ya que hay verdaderas oportunidades. “Hoy hay compradores finales que llegan con los dólares, que cobraron bonos y buscan invertir en ladrillos. En esos casos las negociaciones pueden ser más que interesantes”, agregó el especialista.

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, en sintonía con su colega sostuvo que los precios se mantienen estables y aseguró que “las bajas que se dan es según la predisposición y urgencia del vendedor y ronda entre el 7% y el 10%”.

Los especialistas coincidieron en que el escenario político no colabora con el presente del sector. Sin embargo, como siempre, están los oportunistas que buscan comprar un inmueble por debajo de los valores del mercado. “En todo momento de crisis surgen vendedores que tienen que deshacerse de su propiedad y están dispuestos a bajar su valor considerablemente, ese comprador es el que hoy puede encontrar una oportunidad”, agregó Bennazar.

Lo cierto es que el mercado de compra-venta se achicó considerablemente el último año ya que muchos de los propietarios, no dispuestos a rebajar el precio, decidieron quitar del mercado su propiedad y volcarla para alquilar. Un negocio poco tentador por cierto. Y es que en cuanto a la rentabilidad, la relación alquiler/precio se ubica en un 3,4% anual en zona de mínimos históricos. La devaluación del peso mantiene el alquiler medido en dólares en valores bajos en relación con el precio de las propiedades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora