Ahora, Carrió no está segura de llegar al ballottage

Política

La candidata presidencial por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, admitió ayer que no está asegurada la posibilidad de un ballottage , pero confió en que hará "una gran elección" el próximo 28 de octubre.

"No podemos decir 'seguro hay ballottage'", reconoció Carrió, quien de todas maneras confió en el apoyo que su postulación obtiene en los "grandes centros urbanos".

En declaraciones radiales, la fundadora del ARI admitió que "todavía hoy es difícil" la situación de los partidos de la oposición, aunque confió en sus posibilidades de acceder a una segunda vuelta.

"Vamos a terminar haciendo una gran elección", sostuvo Carrió, y dijo que está segunda en intención de voto pero que su posición aún no fuerza un ballottage .

Por eso, volvió a pedir el voto de todo el espectro opositor, al apelar al "55 por ciento que no está seguro de votar a la candidata oficialista".

Además, consideró que aún tiene tiempo ya que "todavía no está el clima de campaña electoral, de definición de voto que sucede en la última semana".

Carrió insistió en que mantiene "una buena relación" con el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, a pesar de que no logró sellar con él un pacto electoral.

Si bien ese acuerdo se cayó por el "impedimento moral" que Carrió dijo tener para aliarse con Mauricio Macri -socio electoral de López Murphy-, la candidata presidencial destacó más tarde, durante la presentación de su plan de seguridad, que durante su eventual gestión le garantizará al líder de PRO "el traspaso de la Policía con todos los recursos".

"Como Presidente le voy a garantizar al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, la transferencia de la Policía Federal a la Capital Federal con todos los recursos", afirmó durante una conferencia de prensa en un bar del barrio de La Boca.

Allí presentó un plan que, entre sus puntos salientes, contempla la creación del Ministerio de Seguridad Interior y la designación del jefe de la Policía Federal con acuerdo del Senado.

Durante la presentación estuvieron presentes el ex fiscal y ex secretario de Seguridad Interior de la Nación, Norberto Quantín, los candidatos al Congreso Patricia Bullrich, Roy Cortina y María Eugenia Estenssoro y el eventual jefe de Gabinete de Carrió, Gerardo Conte Grand.

Carrió remarcó que el Gobierno no "habla de seguridad porque no hay vocación para resolver este complejo problema" y aseguró que "los únicos" que pueden resolverlo son quienes "no tienen ningún tipo de complicidades con las organizaciones delictivas", entre quienes se incluyó.

Por su parte, Quantín destacó que el objetivo del plan presentado por la Coalición Cívica será "perseguir la criminalidad violenta, el delito armado y a criminalidad organizada atacando la cadena de solidaridades y de comercialización".

"Cuando atacamos los desarmaderos, el robo de autos bajó un 50 por ciento. Ahora ha vuelto a subir un 22 por ciento porque se ha vuelto a desatender el problema. Para destruir la cadena de comercialización hacen falta funcionarios decentes", sostuvo el ex fiscal.

Dejá tu comentario