Alberto Fernández (ahora como imputado) ofrece resarcimiento al Malbrán por Olivos gate

Política

Pidió su sobreseimiento y consideró que reunión no generó contagios ni daños. Fiscal promovió la acción contra todos los asistentes y aseguró que tendrá en cuenta propuesta.

El fiscal federal Ramiro González le notificó ayer formalmente al presidente Alberto Fernández que está “imputado” en la causa por la celebración del cumpleaños de su pareja, Fabiola Yáñez, en la Quinta de Olivos durante la primera etapa de la pandemia. González formalizó la imputación “a los fines de garantizar debidamente sus derechos de defensa” y luego de la presentación por derecho propio del mandatario y autorrepresentándose, donde ofreció como resarcimiento donar la mitad de su sueldo neto por cuatro meses al Instituto Malbrán.

El fiscal apeló a una fórmula contenida en el Código Procesal Penal, que establece los “derechos del imputado” y representa una suerte de invitación a formular descargo y proponer prueba. “Considero que en este estadio del proceso corresponde: formalizar la investigación descripta contra el Sr. Presidente de la Nación, Dr. Alberto Ángel Fernández”, explicó el fiscal.

La medida alcanza también a la primera dama y a todos los demás asistentes a la celebración, que tuvo lugar el 14 de junio de 2020, en el momento más estricto de las restricciones por la crisis sanitaria generada por el covid-19. Con la presentación del escrito de este jueves, Alberto Fernández ya se había asumido tácitamente como imputado pues, de hecho, pidió su sobreseimiento.

El mandatario se presentó “por derecho propio y sin abogado patrocinante”, y además, reclamó que la denuncia sea “desestimada” porque la conducta investigada no generó ningún daño ni contagio. “Vengo a interponer excepción de falta de acción por inexistencia manifiesta de tipicidad”, sostuvo el Presidente en la presentación en la que, además, planteo la posibilidad de avanzar hacia “la reparación integral del perjuicio en función de los hechos atribuidos”. “No escapa a mi entender que existe una norma penal, como el art. 205, que tipifica la conducta de quien violare medidas adoptadas por las autoridades competentes para propagar una pandemia, y que existe una norma que complementa este tipo penal en blanco, el DNU 260/20, que yo mismo he firmado. Ahora bien, tampoco escapa a mi entender que estamos frente a un delito de peligro abstracto”, sostuvo el mandatario.

“Ante la inexistencia de un resultado lesivo es que pongo a consideración del S.S. la insignificancia penal (no social o moral) del comportamiento denunciado que no ha lesionado el bien jurídico tutelado por su atipicidad o falta de antijuricidad material, y por ello solicito que la presente denuncia sea desestimada”, continuó. En otra parte de la presentación de 36 páginas, el Presidente recordó que asumió “la total responsabilidad de lo ocurrido en la residencia de Olivos, ante cada uno de los ciudadanos de este país”. Y aclaró que “sin perjuicio de que los hechos aquí investigados han tomado dimensión pública, los mismos tuvieron lugar dentro de la órbita de la intimidad familiar”.

“Es necesario aclarar que de ninguna manera se relajaron, evitaron u omitieron las medidas de cuidado de rigor. Y que en ningún caso se concretó el contagio propio, de los presentes, o de terceros. De aquí proviene la estimación referida a que, si se hubiera infringido alguna medida sanitaria, no se ha creado ningún peligro concreto de propagación del virus SARSCOV- 2”, manifestó.

Dejá tu comentario