Alberto Fernández anunció un confinamiento por Covid-19 en AMBA y zonas de alto riesgo

Política

El Presidente anunció un cierre total por 9 días y una circulación de 6 a 18 horas. "Son 9 días y tres días hábiles", especificó. También confirmó ayuda económica a empresas y trabajadores y depósito en la tarjeta Alimentar.

El presidente, Alberto Fernández, anunció un confinamiento estricto por 9 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y zonas del país calificadas de alto riesgo por la explosión de casos de coronavirus Covid-19, al tiempo que adelantó ayudas económicas a empresas y trabajadores y el comienzo del pago de la tarjeta Alimentar para los sectores más perjudicados por la pandemia.

“Esta es una decisión que dura nueve días y solamente involucra tres días hábiles", especificó el máximo mandatario y recalcó que es "un esfuerzo colectivo" que ayudará a disminuir los contagios.

Previamente, Alberto Fernández remarcó que el país atraviesa por "el peor momento de la pandemia" e instó por el compromiso social y de los dirigentes políticos. Consideró que "no es momento de especulaciones" y llamó a "no negar la situación", en medio de las "irreparables vidas perdidas".

"El primero que debe cuidar la salud de todos y todas es el Estado. El Estado jamás debe hacerse el distraído. Es indudable que tengo el deber de cuidar la salud de los argentinos porque la ley me lo impone, pero por encima de ese deber legal siento el deber ético", subrayó.

Embed

En ese sentido, destacó que nunca hubo un desvío del objetivo prioritario que es "cuidar la vida del Pueblo" y recordó con pesar que a mediados de marzo había adelantado la llegada de la segunda ola: "Ahora podemos ver el cambio en la situación epidemiológica en el país desde marzo hasta la actualidad”.

El Presidente tomó como parámetro aquél mes para señalar que hasta la fecha "los casos comenzaron a aumentar en distintas zonas del país" y que en el medio hubo decisiones de representantes de jurisdicciones que desde su Gobierno no comparten.

Con ese marco, lanzó una crítica a la decisión del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, de concurrir a la Corte Suprema de Justicia para que este tribunal avale el desarrollo de las clases presenciales en el distrito, como finalmente falló.

"Es evidente que hubo decisiones que no compartimos, algunas judicialmente avaladas, que debilitaron las acciones contundentes que nosotros propusimos para controlar lo crítico de la situación", apuntó.

Con ese tono, pidió que "toda esa confusión" se termine y que las decisiones se basen en un indicador desarrollado por Nación que da previsibilidad y con el que se puede "conocer de antemano las restricciones que deben imponerse en cada contexto".

"Un país no puede tener 24 estrategias sanitarias ante una situación tan grave. No se puede fragmentar la decisión de una pandemia porque lo que sucede en cada provincia o en la Ciudad impacta tarde o temprano en las otras zonas del país. Hay una sola pandemia que se expande sobre todo el territorio y no conoce límites”, sentenció.

Fernández afirmó que la segunda ola permitió evidenciar "tres problemas" que la sociedad debe corregir y enumeró: "En algunos lugares no se cumplieron todas las medidas, en otros se implementaron de manera tardía cuando la experiencia indica que es decisivo anticiparse, en muchos lugares los controles fueron débiles, se relajaron o simplemente no existieron”.

La situación "es muy grave en todo el país", reiteró, y alertó que "el aumento de camas y respiradores no resuelve el problema sino se restringe el contagio y la circulación”.

“Una minoría que incumple genera un aumento de la transmisión que afecta a todos”, enfatizó y repitió con mayor énfasis: “No importa cuántas medidas tomemos si nos enfrentamos a una minoría que incumple”.

Con este panorama y con el aval de los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, se restringirá "la circulación en todas las zonas que se encuadren en alto riesgo o alarma epidemiológica”, declaró.

“Desde este sábado 22 a las 0 hasta el domingo 30 de mayo, inclusive, quedarán suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, deportivas, religiosas en forma presencial”, informó el jefe de Estado e indicó que solamente los comercios esenciales quedarán habilitados y el sector gastronómico podrá realizar envíos a domicilios o ofrecer platos para llevar.

Asimismo, comunicó que “sólo se podrá circular en la cercanía del domicilio entre las seis de la mañana y las 18 de cada día” y fuera de ese horario, las personas dedicadas a actividades esenciales.

Luego del 30 de mayo el país seguirá un cronograma del 31 hasta el 11 de junio en el que se retomarán las actividades "en el marco de las medidas vigentes hasta hoy", aseguró.

Además, el fin de semana del 5 y 6 de junio se propondrá desde el Gobierno la restricción total en las zonas críticas.

“Este esfuerzo colectivo va a ayudarnos a atravesar estos meses de fríos reduciendo todo lo posible los contagios y mortalidad”, aseveró. “No voy aceptar que se naturalice esta cantidad de contagios y fallecimientos. El Estado seguirá acompañando a quienes más lo necesiten”, subrayó.

“A las empresas y trabajadores afectados los acompañaremos con el Repro, aumentando el salario complementario y realizando una inversión de $66 mil millones”, declaró.

Asimismo, el Estado fortalecerá la tarjeta Alimentar para alcanzar a casi 4 millones de niños y adolescentes e indicó: "Mañana iniciamos el pago”

“Nuestra inversión sanitaria y para reducir el impacto de segunda ola suma $480 mil millones. Este esfuerzo está financiado a través de los mayores ingresos obtenidos por el aporte de las grandes fortunas y el aumento de la recaudación”, precisó.

Dejá tu comentario