AMIA: jueza Servini rechazó habilitar feria y dice que faltan elementos probatorios

Política

La jueza María Servini de Cubría decidió no habilitar la feria judicial por la denuncia de "encubrimiento" realizada por el fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, contra la presidenta Cristina Kirchner.

Servini de Cubría, quien subroga el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4, determinó que la denuncia de Nisman "no encuadra en los supuestos que deben ser tratados durante la feria judicial", ya que no se presentaron los elementos probatorios que sustenten su solicitud.

Según el Centro de Información Judicial (CIJ), la jueza también sostuvo que debe ser el titular del tribunal, Ariel Lijo, quien analice si corresponde vincular esa denuncia con la causa principal.

Según relató una fuente oficial a ámbito.com, en el Gobierno se leyó la decisión como que "parte de Comodoro Py no avala esta locura".

Lijo actualmente está de licencia y retornará en febrero, cuando deberá decidir si incorpora esta nueva denuncia a la causa por irregularidades que viene investigando sobre el caso AMIA, de la cual una gran parte ya está en juicio oral y público y tiene entre sus acusados al expresidente Carlos Menem.

Servini de Cubría, que mantuvo conversaciones con Lijo pese a que está de licencia, decidió que durante enero no habrá trámite de la denuncia hecha por Nisman, quien si bien presentó unas 300 carillas con acusaciones no acompañó las pruebas, algo que molestó a los funcionarios en Comodoro Py.

Muchos le cuestionan el haber guardado silencio de lo que terminó presentando: una denuncia y pedido de indagatoria para la Presidenta y el canciller Héctor Timerman, entre otros, por encubrir a los iraníes acusados, a raíz del armado del Memorándum de Entendimiento.

Según el fiscal, Cristina de Kirchner acordó con los iraníes para intentar desviar de ellos la acusación, a cambio de del petróleo de ese país.

Además, la maniobra implicaba también -según Nisman- que desde el Ejecutivo se insistiera ante Interpol para dejar sin efecto las circulares rojas emitidas por el organismo, por los pedidos de captura en contra de los iraníes sospechados.

Nisman aportó escuchas telefónicas y reuniones secretas del canciller Timerman con su par iraní, señalándolo como ejecutor de la maniobra orquestada en el Ejecutivo.

Dejá tu comentario