Anclado en la selva: ultimátum de Kirchner por los prisioneros

Política

Néstor Kirchner no pudo ocultar ayer su malestar por las idas y vueltas en el proceso de liberación de rehenes de las FARC. Hasta todo puede derivar en un fracaso. Por ello su ultimátum a última hora: si el canciller venezolano, Nicolás Maduro, no llega a Villavicencio hoy por la mañana con los datos de las coordenadas donde se rescatará a los tres prisioneros de las FARC, inmediatamente tomará el Tango 01 de regreso a la Argentina. Abortaría así el operativo internacional. Esto fue lo resuelto por los comisionados internacionales en un mitin de rebeldía contra Chávez por la falta de información sobre el rescate. Originalmente, el venezolano había asegurado que todo se resolvería "en pocas horas". Chávez pidió tranquilidad y prometió que su canciller traerá novedades. En silencio permanece el presidente colombiano, Alvaro Uribe, que siempre descreyódel operativo chavista y aseguró que era un error dejar que el venezolano se hiciera cargo del proyecto. Es mucho lo que se juega Chávez. Si fracasa la misión, tendrá que explicar el porqué del despliegue, que incluye una invitación especial para que filme el evento el cineasta norteamericano Oliver Stone. Del otro lado está Alvaro Uribe, que siempre se mostró pesimista ante el operativo. Inesperado giro de fin de año.

Dejá tu comentario