Ante los BRICS, Cristina negó default y recordó a los buitres que si entran al canje ganarán 300% en dólares

Política

"Estamos planteando que Argentina no va a entrar en default porque Argentina va a pagar su deuda como ya lo hizo", dijo la presidente Cristina de Kirchner ante la cumbre de presidentes de los bloques BRICS y Unasur que se llevó a cabo en Brasil. Agregó que "la Argentina una vez que deposita deja de ser la dueña de esos recursos" ya que pertenecen a los bonistas.

Ante los temores de default la jefa de Estado ratificó que "vamos a seguir pagando y deberán hacerse responsables instituciones bancarias y los que deban hacerlo frente a esos tenedores de bonos si no los dejan percibir".

Al respecto, el martes 22 el juez Griesa recibirá en su despacho a los Bank of New York Mellon, (quién tiene un deposito de Argentina por u$s 539 millones); Euroclear Bank, Clearstream Banking y el JP Morgan Chase.

Compartiendo sus sospechas con los principales mandatarios Cristina puso en duda el criterio del Juez Griesa cuando explicó que "el Citibank que no quería pagar los bonos, se presentó ante el juez, y al Citibank le autorizaron pagar los bonos; al Banco de Nueva York no; al Euroclear tampoco; al Eurobank tampoco, o sea ni siquiera un comportamiento mínimo, regular, jurídico de igualdad", aseveró.

"El banco al que le autorizaron, por supuesto, es el banco de origen norteamericano; los que todavía tienen trabados los fondos, son el Eurobank y el Euroclear" y agregó "esto revela lo insólito, lo inédito, lo confuso de toda la situación que se está viviendo".

Cristina insistió con sus críticas a la Justicia norteamericana cuando "ante la imposibilidad de seguir embargando o haciendo juicios decidieron embargar lo que no les pertenece, han embargado lo que es propiedad del 92,4 por ciento de los bonistas que entraron al canje de la deuda".

Al tiempo que recordó que Argentina: "el 30 (junio) pagamos, porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y entonces sí, constituirnos en mora por no haber depositado".

A lo largo de todo su discurso remarcó en que "Argentina no va a defaultear su deuda; Argentina paga" y para que no queden dudas respecto a la voluntad de pago enfatizó "Argentina va a seguir pagando, porque el default es no pagar y solamente puede declarar el default o la cesación de pagos, obviamente, el país que no paga, como ha sucedido en numerosas oportunidades y como sucedió también en la República Argentina".

Esta aseveración en tanto genero dudas respecto a si Argentina aceptará negociar algún acuerdo con los fondos buitres antes del 30 de julio. "Daria la impresión de que Argentina apuesta a conseguir el stay por parte de Griesa para negociar sin tanta presión", explica un analista internacional.

Sostiene que la intransigencia de los fondos buitres se explican porque si Argentina el 30 cae en default cobrarían los CDS que son los seguros contra impago de deuda soberana.

En tanto, otros analistas en Wall Street siguen apostando a que se llegará a un acuerdo ya que los buitres flexibilizaran su posición. A los holdouts no les interesa el default el negocio es cobrar", aseguran.

En tanto y como lo dijo públicamente la primera mandataria Argentina le ofrece a los holdouts, "entrar al canje, porque el canje está abierto, ganarían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por ciento. No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada, les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales que establecen los prospectos de deuda".

Al respecto, según comentaban en los Estados Unidos, este miércoles el mediador Daniel Pollack iba a interiorizar al Juez Griesa sobre el resultado de las reuniones mantenidas tanto con Argentina como con los holdouts.

A juicio del Gobierno el respaldo que obtuvieron los holdouts ante la justicia estadounidense demuestra que "esta situación escapa a las cuestiones financieras globales, y nos preguntamos si no estamos ante cuestiones de geopolítica, de dominación, de no entender que hay un mundo multipolar diferente al que existía en el 1989".

Estos sectores (como los fondos buitres) según señaló la presidenta Cristina Kirchner buscan "imponer un sobreendeudamiento a una Argentina que es muy rica, y que además de ser el octavo territorio del mundo por su extensión, con apenas 40 millones de habitantes, es la segunda reserva mundial de gas shield y la cuarta de petróleo shield, y se va a constituir en una de las productoras más importantes en materia de alimentos a nivel mundial".

Alertó, que por lo anterior, "la Argentina "constituye una presa muy codiciada para todos". Denunció también las "solicitadas infamantes y difamantes contra la Argentina" publicadas por los fondos buitres en los diarios de todo el mundo.

"Prometen que si le pagamos a los fondos buitre, la lluvia de dólares va a caer en Argentina", ironizo al tiempo que recordó que lo mismo se dijo en el en el 2001 con "el megacanje y el blindaje".

Les contestó a los holdouts que "por más que difamen y quieran instalar que no queremos negociar, nosotros fuimos dos veces y los únicos que no quieren negociar son los buitres",afirmó.

La presidenta manifestó su satisfacción por la decisión de los BRICS de constituir un banco de fomento que también, según dijo pondrá "en orden en unas finanzas internacionales absolutamente desquiciadas".

Advirtió en ese sentido que tanto el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como el Banco Mundial (BM) han dejado su antigua función de entidades de fomento del crecimiento.

Al inicio de su alocución, expresó su "deseo", como mandataria y como "ciudadana global" porque se logre el "cese del fuego entre el estado de Israel y el estado de Palestina". Finalizó su mensaje convocando a los países miembros de los BRICS y UNASUR que "aunemos esfuerzos en esta verdadera cruzada por una nueva organización global en materia política, económica y financiera, que tenga consecuencias sociales, políticas y culturales positivas para nuestros pueblos".

Con militantes

Antes de partir rumbo a la sede gubernamental brasileña, la jefa de Estado fue sorprendida al ingresar al hotel por un grupo de jóvenes militantes locales. "Van surgiendo instituciones que cuestionan a los organismos multilaterales de crédito, que en lugar de dar soluciones lo único que hacen es complicar la vida de los pueblos", les dijo en referencia a la creación del nuevo banco de desarrollo por los Brics.

También se referido a los fondos buitres cuando instó a "terminar con el pillaje internacional en materia financiera, que hoy pretenden hacerlos contra la Argentina, y como seguramente lo van a pretender a hacer contra otros países del planeta".

La Presidenta y su comitiva, entre ellos el ministro de Economía, Axel Kicillof y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini seguramente aprovecharon el viaje de retorno para analizar el tema de los fondos buitres como asimismo la llegada a la Argentina del presidente chino, una visita que es considerada estratégica por el Gobierno.

Dejá tu comentario