La OA desistió de querella en "Hotesur" y en eventual juicio queda fiscalía y la UIF

Política

La Oficina Anticorrupción desistió de su rol de querellante en el eventual juicio oral que se realizará por las causas “Hotesur” y “Los Sauces”, en las que están procesados la vicepresidenta Cristina de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia. La decisión fue comunicada al Tribunal Oral Federal 5 que prepara ese debate oral por los abogados del organismo Natalia Pereyra y Lucas Trigo, basados en una resolución tomada por su titular, Félix Crous. “Conforme surge de la Resolución SSIA N° 3/2020 de fecha 11 de mayo de 2020, el titular de este organismo ha decidido desistir del rol de querellante en la presente causa”, informaron los letrados y solicitaron al Tribunal que aparte a la Oficina Anticorrupción del rol de querella.

Ante esta decisión, en ambas causas quedan como partes acusadoras la querellante Unidad de Información Financiera y la fiscalía ante el TOF 5. En su resolución, el titular de la OA, Félix Crous, sostuvo que “la facultad de esta Oficina de constituirse en querellante en los procesos en que se encuentre afectado el patrimonio del Estado Nacional se rige por los criterios de significación institucional, económica y social que condicionan su actuación”.

Entre otros argumentos, Crous aludió a una normativa del 10 de mayo de 2016 que establece parámetros “a fin de evaluar la continuidad en la participación de la Oficina Anticorrupción como querellante según criterios objetivos de priorización y selección”.

Además, “debe razonarse que el debido impulso de la acción penal en relación a las mismas, en cualquiera de las instancias procesales que signe su trámite, se encuentra adecuadamente garantizado por la intervención de la Unidad de Información Financiera (UIF), órgano rector en materia de lavado de dinero, que actúa en carácter de querellante estatal, como así también por el propio Ministerio Público Fiscal”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario