Blindan AMBA con patrullaje y controles de circulación

Política

Asignan 1.200 efectivos de Gendarmería y Policía Federal para verificar uso de transporte público para esenciales. Retenes en autopistas, puntos de acceso y calles adentro de las jurisdicciones.

El área metropolitana de Buenos Aires quedará blindada a partir de este miércoles con la entrada en vigencia de la nueva cuarentena estricta que durará, al menos, hasta el 17 de julio. Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires se enfrentan al desafío de vaciar las calles y reducir el nivel de circulación de las personas en medio de un clima social de relajación y mayor movimiento de personas luego de más de 100 días de aislamiento preventivo y obligatorio.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, en coordinación con la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, prepara un esquema de control intenso para la nueva etapa del aislamiento, que incluirá patrullajes en calles y autopistas, además de la asignación de 1.200 efectivos de Gendarmería y Policía Federal para el transporte público. En la cuarentena estricta que comenzará el miércoles y se extenderá hasta el 17, la Gendarmería y la Policía Federal llevará adelante el control de los accesos a la ciudad de Buenos Aires en puentes y peajes, para reforzar el cierre de algunas arterias por parte del Gobierno porteño.

El operativo incluirá patrullajes en las autopistas del área metropolitana a lo largo de todos sus recorridos y sumará recorridas en distintos lugares con altoparlantes instalados en los vehículos para emitir mensajes grabados de concientización. Fuentes del Ministerio de Seguridad indicaron que además tanto la ciudad como la provincia de Buenos Aires se ocuparán “prioritariamente del control de calles adentro de las jurisdicciones”.

Además, continuará el trabajo de control en trenes y estaciones ferroviarias por parte de la Policía Federal y la Gendarmería, con la asignación de 1.200 efectivos a esa tarea y bajo la instrucción de que el transporte público será exclusivo para trabajadores esenciales. Este lunes, además, entra en vigencia la obligatoriedad de reservar asiento de tren en la línea Sarmiento a través de la aplicación desarrollada por Trenes Argentinos que ya funciona en el ramal Tigre del Mitre.

La cartera de seguridad además realizará un control estricto de la circulación de las personas en las únicas 24 actividades habilitadas y habrá retención de automóviles de quienes circulen sin los permisos correspondientes. Ayer el ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró que a partir del miércoles “habrá muchas menos actividades habilitadas a realizar tu tarea” por lo que bajará fuertemente el número de personas que utilizan el transporte público, al tiempo que remarcó que habrá fuertes sanciones para quienes no cumplan con las medidas.

“Básicamente se paran todas las actividades que fueron habilitadas después del primer decreto. Nosotros pensamos que sin esas actividades va a bajar el riesgo de contagio en la circulación de gente”, consideró Meoni en declaraciones radiales. El ministro sostuvo además que los trabajadores “autorizados por el Ministerio de Desarrollo Productivo” para realizar sus actividades podrán realizar su tarea, pero “no estarán habilitados para utilizar el transporte público”, por lo que el transporte de dichas personas correrá por parte de la empresa que los emplea.

Además, subrayó que “afortunadamente con los controles que se hicieron en trenes” se observó que “es muy bajo el número de personas” que intenta usar el transporte público sin tener habilitación. “Vamos a ser más estrictos para evaluar quién puede sacar el permiso. Generalmente todo el mundo tenía un certificado, lo que sucede es que muchas veces lo habían sacado y no estaban realizando dicha actividad”, explicó.

“En las estaciones de trenes van a estar Gendarmería y la Policía Federal controlando los certificados”, subrayó Meoni. “Se busca facilitar y aumentar las posibilidades de control.

Lo mismo vamos a hacer en las redes de colectivo que tienen una gran cantidad de pasajeros”, comentó.”Hay duras sanciones para quienes violan la cuarentena porque al hacerlo se viola una declaración jurada, lo cual es un delito. En el caso del que viaje y no tiene certificado, naturalmente habrá una serie de sanciones con fuerte aplicación”, remarcó. “Me parece que la gente se movía porque había actividades para moverse. En la medida en que se restrinjas esas actividades, también baja el movimiento”, comentó.

La circulación de vehículos por las autopistas de la Ciudad de Buenos Aires cayó ayer un 24% con respecto al domingo pasado, mientras que en las principales avenidas porteñas se registró un descenso del 11%, en el marco del aislamiento social y obligatorio por la pandemia del coronavirus. El informe diario sobre Movilidad y Seguridad durante el aislamiento de las 15.30 indicó que circularon 18.000 vehículos por las autopistas de la Ciudad y 34.000 en las avenidas porteñas, en tanto no se presentaron variaciones en cuanto a la congestión respecto al fin de semana pasado.

En el subte, viajaron ayer casi de 22 mil personas, un aumento del 23% respecto al sábado pasado que fue feriado, lo que representa un 8% del volumen habitual que viajaba antes de la cuarentena. En el tren, se realizaron ayer 81 mil viajes, lo que significa un incremento del 22% respecto al sábado pasado y 83% menos que antes de iniciado el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario