24 de enero 2006 - 00:00

Busti: "Si soy un escollo, estoy dispuesto a renunciar"

El gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, dijo ayer que está «dispuesto a renunciar» a su cargo si se convierte en «un escollo» para el gobierno nacional en la negociación que la Argentina lleva adelante con Uruguay en torno de la polémica radicación de dos papeleras.

«No quiero quedar como el gobernador que retrocedió: no estoy para dar un paso atrás en esto»,
le dijo Busti a un medio entrerriano. La advertencia, explicaron después fuentes oficiales, no estuvo dirigida hacia el gobierno de Néstor Kirchner.

Días atrás, Busti solicitó una reunión con el Presidente para discutir la crisis por las papeleras. Hasta anoche no había confirmación oficial sobre cuándo se realizaría ese encuentro. Según se indicó, los dichos del entrerriano habrían generado malestar en la Casa Rosada.

Por otro lado, para apagar las críticas contra el corte de los puentes que unen Entre Ríos con Uruguay, las organizaciones ambientalistas que se oponen a la instalación de las papeleras decidieron aplicar bloqueos selectivos para impedir el paso de camioneros que trasladan materiales que se utilizarán en la construcción de las plantas de celulosa.

Ayer, vecinos y militantes de ONG defensoras del medio ambiente impidieron el paso por el puente Colón-Paysandú de cinco vehículos procedentes de Chile que transportaban estructuras de hierro para ser utilizadas en la obra que lleva adelante la empresa finlandesa Botnia.

El bloqueo, según explicaron los organizadores, continuará en los próximos días y se limitará a los camiones que transporten material para las papeleras, mientras los demás vehículos podrán circular sin inconvenientes.

La decisión de las asambleas ambientalistas surgió a partir de que se espera que cerca de 200 camiones circulen por los puentes binacionales en las próximas semanas con materiales para ser utilizados en la construcción de la planta de celulosa de Botnia.

En tanto, los vecinos esperan una resolución de la Justicia Federal de Concepción del Uruguay respecto de un amparo presentado
«contra la contaminación» solicitando que «se ordene a la Gendarmería Nacional detener en territorio argentino a todos los camiones que contengan material para ser transportado a Botnia y ENCE, ante la posibilidad de que esas plantas procesadoras de celulosa generen contaminación transfronteriza».

Sin embargo, según trascendió, la Justicia recién resolverá la cuestión luego de que se expida la Fiscalía, lo que demoraría, como mínimo, una semana. Por lo tanto, los vecinos decidieron actuar directamente para frenar el tránsito de camiones que transportan materiales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar