18 de abril 2013 - 21:51

"Cada vez que el Episcopado se ocupa de temas terrenales comete un error severo"

Aníbal Fernández.
Aníbal Fernández.
El senador oficialista Aníbal Fernández afirmó que los planteos de la Iglesia sobre la reforma judicial están "plagadas de inexactitudes" y evaluó como "un error severo" la declaración de los obispos contra los proyectos impulsados por el Gobierno nacional.

"Cada vez que el Episcopado se ocupa de los temas terrenales comete un error severo. Aquella vieja frase de al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios debería ser recordada", señaló Fernández, tras considerar como un "error severo" el planteo de los obispos contra la reforma judicial.

El legislador bromeó al señalar que al discrepar con el actual presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, "a lo mejor" lo convierte "en Papa".

"A lo mejor lo hago Papa. Alguna vez me tocó discutir con otro obispo argentino", en referencia al actual Sumo Pontífice Francisco, cuando se desempeñaba al frente del Episcopado argentino.

En declaraciones a la radio La Red, Fernández aseguró que tiene "derecho a decir que lo que están diciendo (los obispos) no es verdad" y que "está plagado de inexactitudes".

En particular, el senador defendió la reforma del Consejo de la Magistratura y aseguró que la iniciativa del oficialismo es constitucional.

"La Constitución reclama una mayoría agravada, por eso se plantea una mayoría absoluta, pero no pone ningún otro requisito, salvo que reclama el equilibrio. Está el equilibrio y la mayoría absoluta", subrayó.

El martes último, casi un centenar de obispos reunidos en Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) reclamaron al Gobierno que propicie "amplias consultas, debates y consensos previos" para la sanción del paquete de leyes de reforma judicial.

En un comunicado, titulado "Justicia, Democracia y Constitución Nacional", los obispos consideraron que "los proyectos de ley que se encuentran en el Poder Legislativo en orden a regular el ejercicio de la Justicia, presentan aspectos que merecen un profundo discernimiento por la importancia de la materia que tratan".

Advirtieron, además, que "un tratamiento apresurado de reformas tan significativas corre el riesgo de debilitar la Democracia Republicana consagrada en nuestra Constitución, precisamente en una de sus dimensiones esenciales como es la autonomía de sus tres poderes".

"Por ello se requiere de amplias consultas, debates y consensos previos en consonancia con la magnitud de los cambios propuestos", indicaron en el documento.

Dejá tu comentario

Te puede interesar