Prepagas cobrarán copago: Gobierno busca "minimizar" impacto

Política

La ministra de Salud hizo estas declaraciones luego de que los prestadores anunciaran que comenzarán a cobrar un copago del 9% del valor de cada prestación.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, se refirió al anuncio de las empresas de medicina prepaga, las cuales volverán a cobrar un copago desde el 1 de enero. "Recibimos el comunicado de las empresas y vamos a tratar de evitar que este nuevo aumento le llegue a la población", afirmó.

"Lo que estamos tratando de hacer es sentarnos para minimizar el impacto", dijo la funcionaria en declaraciones a El Destape, al tiempo que señaló que "no hace falta autorizar el copago por lo que dice la ley porque con la ley de prepagas pueden cobrarlo sin que sea necesario una autorización. Lo que estamos tratando de hacer es sentarnos con todos los actores que involucra el aumento para minimizar su impacto en la población".

A partir del próximo primero de enero prestadores de salud comenzarán a cobrar un copago del 9% del valor de cada prestación a pacientes de empresas de medicina prepaga. Así lo anunció la Federación de Prestadores de Salud (FAPS), que justificó la medida en la crítica situación que atraviesa el sector.

Tras el anuncio del regreso de los copagos, el Ministerio de Salud convocó a una reunión con la Superintendencia de Salud, prepagas y prestadores para este lunes, pero luego el encuentro se pospuso para el martes a realizarse de forma virtual y con la presencia de todos los actores involucrados.

Según la entidad, los prestadores, que son hospitales, clínicas, sanatorios, servicios de emergencia médica, geriátricos y otros establecimientos, trabajan "con ingresos regulados y atrasados respecto a la inflación, lo que genera un desfasaje económico que pone en peligro la sostenibilidad del sistema".

Ante el incremento de costos y la falta de cumplimiento por parte de las prepagas y obras sociales de dirección, los prestadores se vieron obligados a buscar una alternativa, lo que hará que afiliados que hasta el momento no abonaban por los servicios de salud empiecen a abonar copagos.

De acuerdo con la FAPS se recibieron al menos tres comunicaciones de las empresas de medicina prepaga más importante del país en las que admitían que no iban a poder afrontar los aumentos previstos en las prestaciones a partir de enero próximo.

Entre otras firmas y obras sociales que comunicaron esa situación se menciona a Cemic, Femedica, Galeno, Medife, Swiss Medical, Medicus, Omint, Obra Social Luis Pasteur y OSDE.

De esa manera, surge la necesidad de financiar el pago de salarios, entre otros gastos, "a través del cobro de un copago, que quedará a cargo de cada paciente de Prepagas y Obras Sociales de Dirección".

En tanto, los prestadores abrieron la posibilidad de exigir nuevos copagos a los afiliados del resto de los financiadores del sistema, las obras sindicales sociales y provinciales, para cubrir los costos operativos, si no actualizan los valores de las prestaciones.

Dejá tu comentario