Celebran con Chile el Beagle con nueva fuerza binacional

Política

Las cancillerías de la Argentina y de Chile, más representantes de los ministerios de Defensa analizaron un conjunto de medidas para rendir homenaje a la mediación del Vaticano que evitó la guerra en 1978. Y exaltar los 30 años de integración entre los países.

Se dieron cita en el Palacio San Martín la semana pasada el embajador Agustín Colombo, subsecretario de Asuntos Latinoamericanos, el subsecretario de Guerra del ministerio de Defensa chileno, Gonzalo García Pino, el secretario de Asuntos Internacionales, Waldo Forti, el embajador de Chile, Luis Maira y el argentino en Santiago, Ginés González García, en la apertura de las conversaciones estuvo el vicecanciller Victorio Tacceti, también acudieron el director de Políticas del ministerio de Defensa, Leonardo Hekimián, el ministro Carlos Cherniak, enlace con Defensa y militares de ambos países. En una jornada de trabajo en el marco de la 20º reunión del Comité Permanente de Seguridad argentino-chileno, (Comperseg) analizaron entre otros puntos: la formación de una comisión binacional del 30º aniversario de la firma de la paz, participación de la jerarquía papal (asistiría Benedicto XVI), erigir un monumento conmemorativo en el sur, diseñado por artistas de los dos países, presentación de la fuerza binacional de paz «Cruz del Sur» a la ONU, y la realización de una regata bioceánica para grandes veleros como la fragata Libertad y la Esmeralda de los marinos chilenos.

  • Consigna

    Las delegaciones de diplomáticos y funcionarios de defensa de la 20º reunión del Comperseg arribaron de manera unánime a la consigna política que animará el homenaje a la mediación del papa Juan Pablo II: «son 30 años de integración de países hermanos».

    La impronta de los trasandinos aventó tratamientos regresivos -machacar con el cuco de las dictaduras militares y la violación de los derechos humanos- letanía que tiñe todos los actos del kirchnerismo.

    La creación de la Fuerza Binacional de Paz «Cruz del Sur» se esgrimirá a la comunidad internacional como hito del 30º aniversario del fin del conflicto entre ambos países. A tres décadas del conato armado entre la Argentina y Chile se pretende mostrar que las fuerzas armadas pertenecen ahora a un mismo equipo que vela por la paz. Los miembros del Comperseg repasaron los avances logrados en la fuerza «Cruz del Sur». Analizaron posibles escenarios de aplicación y darle participación a legisladores de las comisiones de defensa en el diseño, misión y doctrinas de esta fuerza de rápido despliegue.

  • Inspección

    Entre los meses de octubre y noviembre habrá una inspección de representantes del Departamento Operaciones de Paz de la ONU con el objetivo de verificar si encuadra en los estándares internacionales y firmar los documentos que equivalen a la presentación oficial ante Naciones Unidas, que se hará en diciembre. El 4 de abril pasado se inauguró el Estado Mayor de la Fuerza Binacional en Chile y lo integran siete oficiales argentinos y seis chilenos bajo el mandodel coronel del Ejército trasandino Ian Mackinnon. Trabajan a toda velocidad para concluir con el armado antes de fin de año. Más allá de las elaboraciones de gabinete, el esquema militar requiere dinero para funcionamiento. Nilda Garré había anunciado un refuerzo suplementario de 30,5 millones para la iniciativa binacional, aún permanece en la imaginación de los planificadores militares. Los trasandinos en cambio no padecen la estrechez presupuestaria de sus colegas criollos. No es novedad que proyectos de cooperación se caigan por falta de recursos. Durante la gestión en Defensa de José Pampuro, por ejemplo, las Armadas delinearon un plan de construcción combinado de patrulleras de alta mar que los marinos argentinos sólo vieron en los planos. El gobierno de Néstor Kirchner nunca asignó las partidas, mientras que los chilenos botaron la primera nave» Piloto Pardo»- el año pasado y se aprestan a recibir el segundo navío -«Policarpo Toro»en junio próximo, ambos fabricados en los astilleros ASMAR de Talcahuano.
  • Dejá tu comentario