Moyano tomó control de CATT (no colectivos)

Política

El congreso de ese grupo consagró como nuevo líder al ferroviario Sergio Sasia en alianza con los aeronáuticos.

Hugo Moyano concretó ayer su primer gran objetivo sindical del año al recuperar el control de la estratégica Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), un sello escalafonariamente por debajo de la CGT pero que en los hechos representa un espacio clave de lobby y poder de movilización.

Lo hizo a través de un sistema de alianzas con varios dirigentes que alumbraron una lista encabezada por el ferroviario Sergio Sasia, pero que dejó también como resultado la deserción de los colectiveros de UTA y los maquinistas ferroviarios de La Fraternidad, animadores del espacio y los gremios más determinantes en el transporte público de pasajeros.

El Congreso de la organización sesionó ayer por la mañana con la lista ideada por el sector de Moyano confirmada, así como las ausencias de Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad), disconformes la imposición de una nómina sin su impronta tras años de manejar el sello, hasta ayer encabezado formalmente por el portuario Juan Carlos Schmid. El sello del camionero se notó desde la organización hasta el discurso de cierre, a cargo de Sasia, quien mencionó a Pablo Moyano como el candidato del sector para ocupar la nueva jefatura de la CGT desde noviembre. Como anticipó este diario, ese nombre es uno de los pautados por la dirigencia para un triunvirato junto a Héctor Daer (Sanidad) y Antonio Caló (metalúrgicos, UOM).

La conducción de la CATT por los próximos cuatro años quedará a cargo de Sasia como secretario general, Schmid como adjunto (tras amagues de jubilarse), el camionero Omar Pérez como responsable gremial, y el piloto aeronáutico Pablo Biró, de Interior. El respaldo del bloque de sindicatos aéreos fue decisivo para garantizarle a Moyano un congreso favorable. Fernández y Maturano anunciaron que la semana que viene montarán su propia organización de gremios del transporte. A falta de la UTA el sello podrá exhibir el patrocinio de los camioneros sobre su principal opositor interno, Miguel Bustinduy, referente de varias líneas de colectivos.

Ayer participaron 89 congresales de 36 organizaciones sindicales de los rubros del transporte automotor, ferroviario, aéreo y fluvial, tanto de pasajeros como de cargas. Entre los organizadores destacaban la prescindencia en la jornada de los “gordos” de los grandes gremios de servicios, aliados consistentes de la UTA y La Fraternidad. Y lo atribuyeron al clima de concordia con Moyano con vistas a la renovación de la CGT pautada para el 11 de noviembre.

Además de convertirse en una plataforma para la construcción de Pablo Moyano en la CGT, el acto de ayer en la CATT sirvió para revalidar el apoyo sindical a Alberto Fernández y al Frente de Todos para las elecciones de noviembre. Fue otro capítulo del actual entendimiento de todo el arco sindical con el Gobierno, que se amplió a partir del resultado electoral adverso y de los cambios en el Gabinete que lo orientaron hacia el peronismo más clásico.

La de ayer será la tercera apuesta de Moyano por conducir la CATT a través de un aliado circunstancial. La primera fue mediante el taxista Omar Viviani y la segunda, con Schmid. Ambos terminaron por darle la espalda y volcarse hacia otros sectores sindicales. Sasia pactó con los camioneros apoyo mutuo para el sello del transporte y para la CGT a través de su agrupación Sindicatos en Marcha por la Unidad Nacional (Semún).

Dejá tu comentario