¿Dónde está Guillermo Nielsen?

Política

“¿Dónde está (Guillermo) Nielsen?”, preguntaban en un zoom por la casi desaparición del titular hoy por hoy “virtual” de YPF, sector que se debate en varios frentes entre los gobernadores, los sindicalistas, los inversores, los refinadores, y el mercado internacional del cual la Argentina está totalmente desacoplada, y con posiciones internas muy divididas respecto a la instauración del barril “criollo”, que fija un precio sostén de u$s45 el barril, pero que más de uno considera que no va a servir para evitar el derrumbe en el que está la actividad, aunque haya calmado a provincias y sindicatos.

Para completar en el sector de la energía, la ratificación por parte de Estados Unidos del arancel de 74% para el biocombustible argentino, constituye otra mala señal para los productores que ven recortadas las posibilidades de exportar, y que tampoco pueden aumentar su participación interna, mucho menos ahora con la retracción de la demanda.

Otro comentario cada vez más frecuente es sobre el peso específico que está recobrando Miguel Galuccio, ex-CEO de la estatal YPF y actual presidente y CEO de la petrolera Vista Oil & Gas a quién le atribuyen gran ascendiente frente al Gobierno no solo en materia energética, sino también en cuestiones de la negociación de la deuda externa. En materia internacional el Gobierno se ocupó de hacer conocer un llamado y una carta en especial que recibió ayer Alberto F. desde Francia e Israel.

Los motivos de esas comunicaciones en uno y otro sentido fueron varios. En un caso se trató de felicitar al argentino por la celebración del 25 de mayo, abonando la buena costumbre diplomática que algunos gobierno olvidaron de saludar al primer mandatario de países amigos en el día nacional.

Así lo hizo Emmanuel Macron con una carta en la que, además y según la propia Casa Rosada, el presidente francés agradeció “las posiciones recientes que hemos tomado juntos en el G-20 y luego en la Alianza para el Multilateralismo”.

Benjamin Netanyahu recibió una llamada de Alberto Fernández para felicitarlo por haber destrabado (por ahora) la crisis política en Israel y haber armado un gobierno de unidad con Beny Gantz. El israelí terminó ofreciéndole enviar a la Argentina científicos de su país para coordinar con médicos argentinos el combate del coronavirus y compartir experiencias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario