Siempre Lapeña

Política

El exfuncionario de Raúl Alfonsín y Macri, director del Instituto Mosconi, el radical Jorge Lapeña, desde el lugar que le tocó estar, siempre tomó decisiones que terminan impactando negativamente en la planificación energética del país.

En el 86, Lapeña derogó una conocida Resolución 168 de la Secretaría de Energía, para que una UTE Techint (con SADE y SIDECO) con empresas mexicanas, logre la contratación directa para hacer el gasoducto Neuquén -Buenos Aires (u$s475 millones).

La primera etapa, estipulada para el 87, se demoró y provocó cortes a usinas y grandes industrias durante ese año.

Pasaron 27 años, hasta que Lapeña volvió a ser funcionario público. Esta vez para el Gobierno de Mauricio Macri y como director de Enarsa desde 2016 hasta 2018.

Aún hoy, después de haber visto los resultados de la política de aumento indiscriminado de tarifas, sigue defendiendo a rajatabla la gestión de Macri, aunque siempre resalta, que su amor tuvo un límite: haber renunciado porque, según dijo públicamente, no estaba de acuerdo con la venta de Transener, aunque no fueron los motivos reales de su salida.

Dejá tu comentario