Salvarezza: "Los fondos estaban, pero el gobierno anterior no los quiso gastar"

Política

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación dialogó con Ámbito sobre el anuncio de que se destinarán $745 millones a proyectos de investigación y desarrollo. "Hubo un cambio de voluntad política", subrayó.

“Es una vieja deuda”, fue lo primero que expresó el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, durante el anuncio en la Casa Rosada de que el Gobierno destinará $745 millones a laboratorios de todo el país con el objetivo de desarrollar proyectos de I+D (Investigación y Desarrollo).

Junto al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el Presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano, analizaron la importancia de las acciones que se llevarán a cabo con los fondos.

Hay dos objetivos centrales: la compra de equipamiento esencial para llevar adelante los proyectos y la puesta en marcha de un programa especial que posibilite la exportación de los dispositivos diseñados por científicos argentinos en el marco de la respuesta a la pandemia de coronavirus que dio a luz, por ejemplo, a una serie de tests de diagnóstico surgidos desde el CONICET y universidades nacionales.

Tras la presentación, el titular de la cartera de Ciencia y Tecnología dialogó con Ámbito.

Periodista: ¿Por qué habló de una vieja deuda saldada?

Roberto Salvarezza: Es una vieja deuda porque son fondos que estaban sin utilizar por el gobierno anterior, durante cuatro años se incumplió con los proyectos y se los discontinuó de una forma incomprensible, porque los fondos estaban y no los quisieron gastar. Hubo un montón de dinero sin utilizar porque no había voluntad de gastarlo.

P.: ¿A qué atribuye el cambio de escenario?

R.S.: Ahora hubo un cambio de voluntad política. Apenas llegamos empezamos a rastrear dónde había fondos y así activamos $600 millones para utilizar en proyectos para luchar contra la pandemia de coronavirus. La plata estaba porque era del BID, y le pedimos al Banco Interamericano de Desarrollo que nos dejaran usar ese dinero sin ejecutar.

P.: ¿De dónde provienen los 745 millones del anuncio?

R.S.: En su mayoría son fondos de organismo de créditos internacionales destinados a comprar equipamiento para proyectos de investigación, excepto unos $50 millones que estaban presupuestados para la Agencia Federal de Inteligencia y fueron redireccionados para la producción de kits de detección del Covid-19.

P.: ¿Desde cuándo estará disponible el dinero?

R.S.: Ya le avisamos a los distintos proyectos que estamos empezando a comprar los equipos, y que incluyen todo lo que puede ser utilizado para investigación: un espectrofotómetro, una máquina centrífuga, freezers, microscopios ópticos. Hay más de 200 proyectos radicados en todo el país, allí donde llega el sistema de ciencia argentino con las universidades, el CONICET o el INTA.

Durante cuatro años los fondos estaban y no los quisieron gastar. Ahora hubo un cambio de voluntad política", afirmó Salvarezza.

P.: ¿Cómo analiza el primer semestre de gestión?

R.S.: Tuvimos muy buenas señales del Gobierno hacia la ciencia. Los 745 millones son un monto muy importante para un área tan retrasada, a eso que hay que sumarle el plan de recomposición de las becas que estaban en nivel de pobreza y que insumió $1.600 millones, otros 600 millones para los proyectos de investigación del coronavirus y 300 millones en mejoras de proyectos. También hay que tener en cuenta que se duplicaron los ingresos al CONICET, otra inversión del Estado porque tiene que pagar los sueldos. Y todo eso ocurrió en tiempos complicados.

P.: ¿Qué cuestiones están pendientes?

R.S.: El tema salarial todavía no lo pudimos resolver. Es un reclamo justo de los investigadores porque los sueldos están muy atrasados. Vamos avanzando donde tenemos posibilidades, pero hay que reconocer que hasta ahora la inversión fue muy importante.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.