Interna oficialista por impuesto a las Leliq de Larreta que Gobierno busca impedir en Consenso Fiscal

Política

La administración nacional reformó el proyecto de Consenso Fiscal, borrador al que tuvo acceso este diario, para impedir gravamen que anunció la Ciudad. La guerra se agravará hoy en Diputados.

Un pasó más y un conflicto que se agrava. La tensión entre la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno nacional suma capítulos en el fin de temporada que se acerca, con cuestiones a resolver antes de fin de año. Sin mencionar la causa iniciada por Nación por el operativo de seguridad durante el velatorio de Diego Maradona, se agregó tensión en relación a los fondos porteños.

El viernes, el titular del Banco Central, Miguel Pesce, le escribió una carta a Horacio Rodríguez Larreta para que se prive de imponer un impuesto a las Leliq y a las operaciones de pases, ya que se anunció que en 2021 se quitará la exención a Ingresos Brutos del 7% en esas operaciones. Con esa medida el ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, busca recuperar $12 mil millones de los $52 mil millones que le podó un decreto de Alberto Fernández.

En el escrito, Pesce le menciona a Larreta, con tono imperativo, que la Corte Suprema sostuvo que “los actos legislativos de las respectivas jurisdicciones no pueden avanzar sobre aspectos que atañen al manejo de la regulación normativamente delegada por el Congreso Nacional al Banco Central” y que “arbitre los medios a su alcance para impedir la concreción de toda acción que desvirtúe, obstaculice o resulte en pugna con las políticas que lleva adelante la Institución que presido, toda vez que de no observarse tales recaudos se consumarán daños irreparables en la ejecución de la política monetaria y financiera a nivel nacional”. En definitiva, que no grave las operaciones financieras.

La Ciudad replicó que no se trata de una nueva imposición sino de levantar una exención, que ya están gravadas esas operaciones. Pero, en la misma jornada, en el borrador del documento Consenso Fiscal, al que tuvo acceso este diario, se incorporó una cláusula con el mismo fin, que además de convalidarla los gobernadores que firmen el documento, pasará por el Congreso.

“Es una contradicción o una interna”, se quejaron en el Gobierno porteño, donde apuntan a que “según el Banco Central no se pueden gravar”, mientras que en el Consenso piden mantener la exención “es decir, ya estaba el impuesto, como decimos nosotros”.

El texto que agregó el Gobierno nacional señala “mantener la exención del impuesto sobre los Ingresos Brutos sobre títulos, bonos, letras, certificados de participación y demás instrumentos emitidos y que se emitan en el futuro por el Banco Central de la República Argentina, así como sobre las operaciones de pases entre entidades financieras, cuando la contraparte sea el Banco Central de la República Argentina”. En torno a Larreta sostienen que en esa redacción “queda claro que se pueden gravar sin problemas”. Como sea, se abriría el camino judicial para la disputa.

Así suma otro rubro que Larreta se niega a firmar del Consenso Fiscal, lo que podría complicar al Gobierno. Los otros dos son la suspensión de acciones judiciales por un año y desistir de los ya iniciados, como en el caso del Gobierno porteño que mantiene un reclamo ante la Corte por el decreto que recortó los fondos que venía recibiendo la Ciudad por el traspaso de la Policía.

El otro artículo que el jefe de Gobierno rechaza es el que dispone que “la reasignación de recursos en el marco de la transferencia de competencias, servicios o funciones “ hacia las provincias no se implementarán con los recursos coparticipables. Para Larreta sería convalidar que cuando Mauricio Macri transfirió puntos de coparticipación al distrito porteño por el traspaso de las fuerzas de Seguridad, lo habría hecho mal, lo cual ahora provoca la poda que dispuso la administración del Alberto F.

En la Ciudad aseguran que mantendrán activas las negociaciones para poder llegar a un acuerdo, pero al mismo tiempo aventuran que “nos dejan afuera” de esa posibilidad.

Hoy, si el Congreso sanciona la ley que formaliza la letra del decreto (ver pag. 10) y aprueba el Convenio de traspaso de la Policía, que se firmó en 2016, el distrito contará con $13 mil millones menos, según cálculos de Mura, que aseguran que mientras está vigente el decreto, la quita es de $52 mil millones. Con la ley se asignarán anualmente $24.500 millones que configuran otra rebaja. Si la Ciudad tuviera que desistir del 7% a las Leliq y operaciones de pases, habrá un nuevo ajuste en las cuentas para 2021 que comenzará hoy a pensar el Gobierno de la Ciudad.

Dejá tu comentario