Larreta valla 59 accesos para amortiguar tránsito entre Capital y Provincia

Política

La Ciudad anunció fuerte restricción para los pasos de ingreso y egreso al distrito. "No es atrincheramiento, es restringir circulación", aclararon funcionarios.

"Nosotros tomamos medidas, pero muchachos es muy importante que ustedes se ocupen del intra-municipio, por favor", les dijo Alberto Fernández al combo de intendentes bonaerenses con los que se vio en Olivos el lunes, en una reunión en la que quedó clara la imposibilidad de que, por distintas razones - como de recursos y condiciones de viviendas- se produzca un aislamiento total de la población a modo de amortiguar el avance de la epidemia de coronavirus.

La consigna de Alberto Fernández , generó al parecer alguna polémica, porque habría desatado medidas como cierre de "fronteras" municipales de la provincia de Buenos Aires que se comunicaron ayer (ver Ambito Nacional). Inclusive apuntaban a la Ciudad de Buenos Aires que anunció el cierre de pasos hacia su territorio.

Sin embargo, para los visitantes porteños que ya son asiduos en Olivos, hubo mensaje directo. "Sigan restringiendo la movilidad", les pidió Alberto F. en un aparte del que participaron, entre otros, el vicejefe y ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli y la ministra nacional de Seguridad, Sabina Frederic. Les contaron, entonces la idea de bloquear pasos.

Así se acordó, el lunes, la restricción que se puso en marcha, con el condimento de la certeza de una prolongación de la cuarentena obligatoria.

Para aplacar confusiones, desde la Ciudad, explicaron que "una cosa es restringir la movilidad y otra es el atrincheramiento", señalando que lo primero es lo puesto en marcha. Para más, señalaron, como prueba de que la sintonía con el Gobierno no desafina que, por caso, en la Panamericana, ayer mismo la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y la Gendarmería Nacional intensificaron los controles en las vías de acceso y egreso de la Ciudad de Buenos Aires.

"No fue la Policía de la Ciudad", remarcaron los funcionarios para despejar la polémica.

Como sea, la determinación del cierre de pasos desde y hacia la Ciudad de Buenos Aires, que el Gobierno porteño anunció ayer, no fue solo decidida por las recomendaciones del Presidente. En ese análisis preocupan las proyecciones de casos y de y calendarios de "picos" y la manera de que en los municipios del conurbano se pudieran extremar las medidas como en el territorio de Horacio Rodriguez Larreta.

Así, como anticipó este diario, la Ciudad comenzó a reforzar los controles, tomando también en cuenta que el viernes pasado, en el inicio de la cuarentena obligatoria y el fin de semana largo hubo mayor tránsito, situación que se prevenía este martes.

Otros datos preocupan en la Capital, donde el 30% de los infectados no son residentes. Es que alertan sobre que a mediados de abril aproximadamente se conocerá si verdaderamente se logra lo que se llama "achatamiento de la curva", para lograr que la enfermedad se de en forma más paulatina y se logre la atención de todos los enfermos.

Mientras, el Gobierno porteño anunció que desde ayer la cartera que conduce Santilli reforzará el control vehicular con un diagrama especial en los 110 accesos a la Ciudad de Buenos Aires, con pasos habilitados para el público general, otros exclusivos para el transporte de pasajeros y el cierre de puntos de ingreso con vallas.

AccesosCABA_COVID19_24MAR_13HS.pdf

De acuerdo al diagrama habrá 13 pasos habilitados para vehículos particulares, transporte público y peatones, 26 puentes peatonales, 12 accesos "semi habiltados" para transporte público de pasajeros y 59 accesos cerrados con vallas (solo se abren ante emergencias), con la idea de "desalentar la circulación".

Parte de los pasos habilitados serán la autopista Buenos Aires-La Plata; los puentes Avellaneda, Pueyrredón, Alsina y La Noria; los cruces de las avenidas Eva Perón, Rivadavia, San Martín, Cabildo y Julio Argentino Roca; el Acceso Oeste y el empalme de Dellepiane y General Paz.

Entre los accesos que permanecerán cerrados están , con vallado total, los puentes Bosch, Victorino de la Plaza, Olímpico Ribera Sur y Metálico; las subidas de General Paz y 27 de Febrero, Lope de Vega, Beiró, De los Constituyentes y Del Libertador.

Santilli explicó que la restricción responde al "refuerzo" de las medidas adoptadas para mitigar la expansión de la pandemia de coronavirus, y que "todos los indicadores de circulación muestran que nueve de cada diez personas que están en la Ciudad cumplieron con el aislamiento social preventivo y obligatorio".

El ministro sin embargo dijo que que, "desde las cero hora del viernes en el que comenzó el aislamiento, hubo 839 casos de personas que fueron demoradas y detenidas. Eso habla de que todavía hay gente que no tiene que circular y que no puede explicar por qué está circulando".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario