La tensión sanitaria forzó el regreso de la mesa de diálogo tripartita

Política

Más allá de la disputa entre Ciudad y Nación por las clases presenciales, los mandatarios acercaron posiciones ante el temor a un colapso del sistema sanitario.

Mientras por la vía judicial permanece el conflicto entre Nación y Ciudad por las clases presenciales, por el lado político se retomó el diálogo para evitar nuevos cortocircuitos en torno a las próximas medidas sanitarias. La necesidad marcó el camino: con una curva en alza de casos de coronavirus y ocupación de camas sanitarias en el AMBA, las distintas jurisdicciones saben que no queda otra salida que sentarse a negociar.

A días del vencimiento de los decretos que regulan los protocolos para hacer frente a la segunda ola, fue el propio presidente Alberto Fernández quien rompió el hielo. Aprovechando un acto en la localidad de Merlo, el Jefe de Estado pidió "dejar de lado las diferencias políticas”. "Tenemos que estar juntos trabajando. Ninguna coyuntura política nos autoriza a dejar de valorar la vida”, llamó. Y tuvo respuesta.

Apenas horas más tarde, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, utilizó las redes sociales para afirmar que tiene “la convicción de que la mejor manera" de combatir la pandemia "es coordinando esfuerzos y consensuando medidas con el Gobierno nacional y el de la Provincia de Buenos Aires”.

https://twitter.com/horaciorlarreta/status/1386735859223998467

El acercamiento discursivo ocurrió después de un nuevo conflicto a comienzos de esta semana que evidencia que la relación entre ambos jurisdicciones, más allá de las palabras, ya no es lo que era. Se trata del ocasionado por el jefe de Gobierno porteño, quien advirtió a sus socios de Juntos por el Cambio sobre un posible faltante de vacunas, algo que salieron a desmentir rápidamente desde el entorno de la propia ministra de Salud, Carla Vizzotti.

"No hay ni un pedido ni un mail ni un aviso de CABA a ningún área de Nación planteando una supuesta falta de vacunas. Llamativamente se olvidaron de hacer las cosas como se hacen siempre", señalaron.

Más tarde, en una reunión sanitaristas y epidemiólogos confirmaron al Gobierno lo que ya se sabía: que es necesario realizar más controles y continuar las restricciones a la circulación para evitar que siga avanzando el virus. La lista de recomendaciones empujaron a Nación a volver a convocar a la mesa tripartita que supo congregarse durante 2020 antes de cada nuevo anuncio.

Alberto y Larreta
El presidente Alberto Fernández recibió en Olivos al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

El presidente Alberto Fernández recibió en Olivos al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Como anticipó Ámbito, los encargados de recrear esta foto fueron en esta ocasión los jefes de gabinete de Nación, Santiago Cafiero; Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco; y Ciudad de Buenos Aires; Felipe Miguel. El vínculo entre el Presidente y Horacio Rodríguez Larreta quedó roto luego de que el segundo no acatara la suspensión de la presencialidad escolar, y ni la reunión que mantuvieron en Olivos el pasado 16 de abril lo pudo recomponer.

En Balcarce 50 aseguran que Rodríguez Larreta “sabe que necesita de Nación” debido a que el cuadro de casos de contagios se agravó y podría hacerlo aún más si no se toman medidas.

En el mientras tanto, los titulares de las carteras de Salud de Provincia y Ciudad también tejieron puentes para el consenso. En la habitual conferencia que brinda sobre el estado sanitario Fernán Quirós dijo estar "siempre dispuesto a dialogar sobre cómo mejorar el entorno escolar y el traslado, cómo hacer la presencialidad más segura". Por su parte Daniel Gollán aseguró: "Nuestro deseo es poder coordinar con el Gobierno de la Ciudad, porque el AMBA es un espacio sanitario único".

Dejá tu comentario