Ampliación de la Corte Suprema: constitucionalistas se pronunciaron a favor

Política

La mayoría de los expositores, invitados por el oficialismo, apoyó las propuestas para la ampliación, la designación de jueces por regiones y de una especialización por salas de los magistrados que integren al máximo tribunal para agilizar la definición de causas. La semana que viene podría asistir algún miembro del Alto Tribunal.

El Senado de la Nación continuó este miércoles con el debate de una serie de proyectos que busca ampliar el número de miembros de la Corte Suprema de Justicia y modificar su composición teniendo en cuenta la paridad de género y la distribución federal.

El plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales, que conducen los senadores del Frente de Todos, Guillermo Snopek y Oscar Parrilli, respectivamente, recibieron en el Salón Arturo Illia a los abogados constitucionalistas Raúl Ferreyra, Marisa Herrera, Carlos Rozanski, Emanuel Desojo, Luis Arias, Joaquín Da Rocha y Eduardo Barcesat.

La mayoría de los expositores, invitados por el oficialismo, apoyó las propuestas para la ampliación, la designación de jueces por regiones y de una especialización por salas de los magistrados que integren al máximo tribunal para agilizar la definición de causas.

El primero de los expositores, Gustavo Ferreyra, abogado constitucionalista de la Universidad de Buenos Aires (UBA), consideró que la Corte debería estar integrada por un número de por lo menos dos dígitos, quizás de 15 jueces, y cuestionó que actualmente tres magistrados constituyan una mayoría.

constitucionalistas Senado (1).JPG

Seguidamente la doctora en derecho de la UBA e investigadora del Conicet, Marisa Herrera, cuestionó el hecho de que en la actualidad los jueces de la Corte “son vitalicios” y que para su trabajo “no hay tiempos ni rendición de cuentas”.

La experta expresó además la necesidad de que la Corte tenga "tiempos" para definir causas, mencionó la sobreabundancia de casos que debe resolver y se manifestó a favor de la designación de jueces que representen a las diferentes regiones del país.

Carlos Rozanski, exjuez de la Cámara Federal y expresidente de un juzgado criminal de la provincia de Buenos Aires, criticó a los jueces de la Corte actual, mencionó “un fallo reciente de tres de los cuatro miembros que desampara a una niña de 4 años” y señaló que “la cantidad de jueces es una cuestión aritmética y la calidad de los jueces es una cuestión ética”.

constitucionalistas Senado (2).JPG

“Deberíamos incorporar a gente que no sea abogado porque daría una visión más amplia” de las causas, opinó Rozanski antes de sostener que “los proyectos de aumentar el número de miembro son un avance porque ampliar la Corte es imprescindible”

A su turno Emanuel Desojo, de la Asociación de Abogados por la Justicia Social, puntualizó que en la actualidad “hay una Corte de Justicia que no funciona para el campo jurídico como para la sociedad”. El especialistas comparó al tribunal "con la Corte menemista", cuestionó a los jueces Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz por haber aceptado asumir durante el gobierno de Cambiemos mediante un decreto presidencial y apoyó la división por salas y la especialización por salas.

A su turno, el abogado y exjuez en lo contencioso administrativo, Luis Arias, consideró que "hay que ampliar y discutir el perfil de los y las postulantes" y sostuvo que se debe "superar la cuestión de la idoneidad técnica que es necesaria pero no suficiente" y observar el perfil político de cada aspirante.

Además advirtió que “debería haber una diversidad de trayectorias e ideologías, para no tener un discurso único” y se expresó en contra de “la división en salas”.

Joaquín Da Rocha, de la Fundación de Estudio para la Justicia sostuvo que “el Poder Judicial, que es un poder político, debe estar integrado por distintas visiones políticas” y estimó que la Corte debería tener “no menos de 9 miembros”.

Indicó que “debería contar con más pensamientos distintos, con mayor diversidad y representatividad federal” y añadió que debe haber “una Corte única que tenga todo tipo de competencia y que esté integrada por distintas especialidades, pero sobre todo con constitucionalistas”.

constitucionalistas Senado (5).JPG

Por último, el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat, subrayó que “no se puede soportar que por decisión judicial se reponga una ley derogada y esto es una culminación de una seguida de fallos de la Corte con parcialidades” y por lo tanto consideró que el máximo tribunal “requiere una modificación sustantiva”.

“Esta Corte ha quebrado las reglas constitucionales. El Congreso de la Nación tiene que emitir una declaración que ponga en caja a la Corte. Es necesario iniciar por consenso un proceso de recuperación del accionar del Poder Judicial y especialmente de la Corte. Sobre el número me inclino de 15 para arriba, divididos en salas”, destacó.

Desde el interbloque de Juntos por el Cambio adelantaron que no apoyarán una reforma en este momento por considerar que "es inoportuna" y que forma parte de la controversia entre el Poder Legislativo y el Poder Judicial iniciada en torno al Consejo de la Magistratura.

Los senadores discuten cuatro iniciativas para reformular al máximo tribunal: las del puntano Adolfo Rodríguez Saá y la neuquina Silvia Sapag, ambos del Frente de Todos, y las de dos aliados, el rionegrino Alberto Weretilneck y la riojana Clara Vega.

Al finalizar la reunión, el senador Snopek anunció que se pasaba a un cuarto intermedio hasta el miércoles próximo a las 12, a la que podría concurrir “algún miembro de la Corte” mientras que Parrilli le solicitó que también ponga a consideración de legislación general un proyecto de su autoría en el que plantea “una modificación de las leyes de consulta popular”.

Dejá tu comentario