6 de febrero 2012 - 14:55

Cristina convocó a la oposición para importante acto en la Casa Rosada

Cristina de Kirchner en la Galería de los Patriotas Latinoamericanos, lugar del acto de este martes.
Cristina de Kirchner en la Galería de los Patriotas Latinoamericanos, lugar del acto de este martes.
"Hermetismo total" es la frase que resume la respuesta más escuchada en la Casa Rosada respecto al tenor de los anuncios o el discurso de la presidente Cristina de Kirchner que dará el mañana -martes- en Galería de los Patriotas Latinoamericanos, hall principal al cual se accede por Balcarce 50.

Este lugar fue el elegido por Cristina cuando anunció su postulación para un segundo mandato. Como en esa oportunidad, durante todo el día se alistaron las gradas donde se ubicarán a los gobernadores provinciales. La convocatoria es tan amplia que incluso se supo que también fue invitado Claudio Poggi de la provincia de San Luis, siendo la primera vez que ingresará a la Casa de Gobierno. Asimismo, incluso trascendió que se invitó a los jefes de bloques de la oposición en el Congreso. Así, se verá a Federico Pinedo del PRO y Adolfo Rodríguez Saá por el bloque Justicialista San Luis, entre otros. Como es habitual, estarán en la primera fila los jefes de los bloques oficialistas, senador Miguel Ángel Pichetto, y el diputado Agustín Rossi. Empresarios y sindicalistas afines como el metalúrgico Antonio Caló, habitué a los actos oficiales al igual que José Luis Lingeri, también serán de la partida.

A último momento se supo que Hugo Moyano estará presente, él mismo lo adelantó en un programa de TV donde volvió sobre sus palabras y aseguró que la relación con el Gobierno "está en compás de espera". El titular de la CGT afirmó que fue invitado por la Presidente al acto junto a otros gremialistas y que asistirá como no lo hace desde hace meses.

En esta oportunidad, han sido convocados los excombatientes de la guerra de Malvinas. En función de la amplia convocatoria las especulaciones respecto a las palabras presidenciales afirman que serán vinculadas a temas nacionales y "muy importantes". En este sentido, las fuentes apuntan a dos ejes: El conflicto por las Islas Malvinas, o una decisión respecto a YPF. Quienes abonan esta última posición sostienen que al igual que Aerolíneas, YPF es un símbolo que une a todos los argentinos. "El trasfondo de la obstinación del Reino Unido en no sentarse a dialogar tiene una base económica: el petróleo y la pesca", explicaba una fuente oficial.

Otro dato que confirma la importancia del acto es que la jefa de Estado mantuvo numerosas reuniones en Olivos y ni pisó su despacho en la Rosada. Comentan que se ocupó de analizar y e instruir respecto al tema de las importaciones a la ministra de Industria, Débora Giorgi, al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, a la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri y al titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Cabe recordar que durante el día Paglieri se reunió con su par de Brasil, Tatiana Prazeres. Según se informó a través de un comunicado la reunión fue "constructiva".

"Ambos gobiernos (Brasil y Argentina) deben impedir que las empresas multinacionales sigan tomando decisiones de acuerdo a la renta global, buscando licuar las crisis de sus países de origen con las ganancias que obtienen en los países del Mercosur", afirmó Débora Giorgi. Estas palabras y ante el silencio oficial fueron las que abonaron la versión acerca de que el anuncio presidencial podría estar vinculado a la petrolera YPF. De hecho, Antonio Brufau, titular de Repsol-YPF, empresa española que tiene la mayoría accionaria, se encuentra en Argentina a la espera de una reunión con la primera mandataria, encuentro que no fue confirmado en fuentes oficiales si se llevará a cabo.

Por la mañana, el vicepresidente Amado Boudou volvió a embestir contra los directivos de la empresa al sostener que "el problema no es si YPF es privada o no privada, sino si tiene sentido nacional, si su sistema de funcionamiento está pensado en la producción petrolífera, o con lógica financiera de corto plazo". Agregó respecto de las necesidades domésticas de abastecimiento energético: "Es necesario que YPF, como tiene más del 60% del mercado hidrocarburífero en Argentina, haga uso de toda su capacidad instalada y potencialidad de inversión, que se explore, pero también que se produzca". Y recalcó que "las petroleras deben llevar al máximo el nivel de inversión para obtener el total de energía que se necesita en el país".

Justamente, en el mismo día de estas declaraciones de Boudou se conoció que la Federación de ex Agentes de YPF, en representación de sus 25.000 extrabajadores y accionistas, formalizó una denuncia ante la Securities and Exchange Commission (SEC) a través de sus abogados norteamericanos, y denunció a Repsol por "haber vendido de manera ilegal a fondos americanos, el 15,50% del paquete accionario de YPF de la Argentina, por 1.800 millones de dólares". Según la imputación, las ventas se realizaron en marzo de 2011 a través de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE), violando una orden judicial emitida por un juez federal argentino que expresamente lo prohibía.

Del lado empresario, se sostiene que el titular de Repsol tiene la intención de poner paños fríos y que le comunicaría a la jefa de Estado la intención de la compañía de reinvertir las utilidades de la empresa, estimadas en unos u$s 13 mil millones. En tanto, en los pasillos oficiales retrucan que este anuncio no modificaría la situación de conflicto.

• Adhesiones

En tanto la posición argentina frente al conflicto con el Reino Unido sobre las Islas Malvinas y para satisfacción oficial, sigue cosechando el apoyo de diversos países de la región. Algunos aventuran que la Presidente podría anunciar la culminación del tratado que permite vuelos de LAN desde Punta Arenas a las islas, con escala en Río Gallegos. En tanto otros, afirman que dicha medida podría ser contraproducente ya que pondría a los isleños más en contra aún de la aspiración argentina. En tanto, el embajador argentino en Chile, Ginés González García, aseguró que "no hay ninguna gestión" del Gobierno ante ese país para suspender los vuelos. Se conoció que ante esta eventualidad, Londres intensificó los mensajes a Chile para evitar que se sume a un eventual "bloqueo" argentino a Malvinas. Y no se descarta que el canciller británico, William Hague, visite Santiago para reforzar la posición de su país.

Otros, en tanto, especulan que Cristina de Kirchner podría referirse a pasajes del informe de Benjamín Rattenbach, quien llevó a cabo una investigación en 1983 en relación al conflicto bélico de Malvinas, y que la jefa de Estado recientemente ordenó desclasificar. En dicho informe se demuestra la falta de preparación de Argentina para enfrentar un conflicto bélico. Asimismo, el trabajo criticaba duramente la actuación de la Junta Militar.

Más allá de las especulaciones, lo cierto es que, como hace bastante tiempo que no ocurría, la Casa Rosada se verá colmada y recién a partir de las 19 se develará el misterio del o los anuncios importantes. Cabe señalar, que la jefa de Estado es sumamente estricta en controlar que no haya filtraciones; por eso sus decisiones en muchos casos las conocen sus más íntimos colaboradores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar