Reencuentro Alberto-Cristina: del reclamo público al detrás de escena en Tecnópolis

El Presidente y su vice se reencontraron luego de tres meses. La exmandataria cuestionó públicamente la forma en que Alberto Fernández se vincula con el círculo rojo, y le pidió que use la lapicera.

Cristina Kirchner y Alberto Fernández en Tecnópolis .

Cristina Kirchner y Alberto Fernández en Tecnópolis .

Télam

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se reencontraron luego de tres meses en una suerte de reunión pública, en la cual la exmandataria lo cuestionó públicamente al reiterarle que "use la lapicera". El intercambio tuvo lugar en Tecnópolis, durante un acto que se celebró por los 100 años de la empresa estatal de energía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).

Cristina Fernández de Kirchner dijo que hacía esas recomendaciones basada en su experiencia: "Digo esto no porque me considero más inteligente, sino porque viví estos doce años y más en Santa Cruz". "Todo es producto de un enorme esfuerzo, de un inmenso esfuerzo, sacrificio y jugar siempre a los intereses de las grandes mayorías, porque lo vi a Néstor dejar su vida en eso, se de qué se trata", agregó.

El pedido no es nuevo, y es el que viene haciendo en privado la exmandataria a su entorno cada vez que se refiere al Presidente, y también en público a través de sus misivas. Concretamente, lo que le cuestiona Cristina al Presidente es cómo éste se vincula con los poderes económicos y el impacto que esto tiene en el modelo de gestión. En ese sentido, la lapicera funciona a modo de pedido al Jefe de Estado para que se "empodere" frente a los miembros del círculo rojo que sienta a su mesa.

La alusión a la lapicera no es nueva. En noviembre la Vicepresidenta publicó una carta abierta en la que se refería al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en la que aclaraba que la decisión "siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el Presidente de la Nación" y pidió que "a nadie lo engañen sobre quién decide las políticas en la Argentina".

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1464700891420782593

Hace dos semanas, la lapicera volvió a aparecer en un acto organizado por la UOCRA, que se suponía iba a funcionar como una suerte de relanzamiento de la gestión. En esta oportunidad, a Esteban Echeverría acudieron pocos ministros y un solo gobernador, pese a que el día anterior el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, había sugerido a los miembros de su gabinete que asistieran.

Ese día el titular del gremio, Gerardo Martínez, le regaló al Presidente una lapicera, gesto que no pasó desapercibido por los presentes y fue interpretado como un nuevo pedido al Jefe de Estado para que se empodere.

ALBERTO FERNANDEZ UOCRA.JPG
Alberto Fernández recibe una lapicera, obsequio de Gerardo Martínez.

Alberto Fernández recibe una lapicera, obsequio de Gerardo Martínez.

La ¿respuesta? de Alberto

Al menos por ahora, el Presidente evitó responderle a su vice. Por lo pronto, pidió desde el escenario montado en Tecnópolis "ahondar esfuerzos, hacernos fuertes, trabajar en unidad los que tenemos y sentimos un deber moral para los más postergados".

Alberto Fernández consideró "valiosas las reflexiones" de la expresidenta y dijo coincidir en que "gobernar, como dijo Cristina, es administrar conflictos". "En toda sociedad hay intereses que entran en tensión y la política significa qué intereses resolver. Hay quienes quieren defender los intereses populares y quienes quieren defender los de unos pocos", dijo el Presidente.

Luego, el Jefe de Estado citó a Luis Alberto Spinetta y bromeó con que "esta vena hippie mía que no le gusta" a la vicepresidenta,, tras lo cual pidió "que no se adueñen del poder los que manejan a la Argenitna como una estancia propia" y cerró con una convocatoria a la unidad. "Primero los últimos, nadie se salva solo. Seguiré pidiéndoles a todos mis compañeros y compañeros para hacer la Argentina justa, libre y soberana como la que soñó Perón, Evita, Néstor y Cristina y con la que sueño yo", arengó.

El detrás de escena

Desde las 16 comenzaron a llegar los primeros invitados al predio de Villa Martelli, que fue cerrado para que los trabajadores y trabajadoras de YPF pudieran disfrutar de las instalaciones junto a sus familias, como también de los shows en vivo de Turf, Damas Gratis, Soledad Pastorutti y Tini Stoessel.

La interna del Frente de Todos se veía reflejada en las filas del auditorio, donde se congregaron el ministro de Economía Martín Guzmán; el titular de desarrollo Productivo Matías Kulfas; el ministro de seguridad Aníbal Fernández; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; la titular de ANSES Fernanda Raverta; el referente de LA Cámpora Andrés "Cuervo" Larroque; y el dirigente Juan Grabois, entre otros.

No obstante, hubo dos grandes ausencias en el evento: la del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la del diputado del Frente de Todos, Máximo Kirchner. Respecto a Massa, explicaron desde su entorno que encabezó un acto Moreno en el cual "se quedó tomando mate con los vecinos y se le hizo tarde".

Antes de ingresar al escenario junto al director de YPF, Pablo González, el Presidente y la Vicepresidenta permanecieron juntos en una sala contigua en la que, según contó la exmandataria después, dialogaron brevemente sobre la creación del predio de Tecnópolis.

Dejá tu comentario

Te puede interesar