Cristina lanzó el plan de control de precios en 50 ciudades

Política

La presidente Cristina de Kirchner lanzó el plan Mirar (los precios) para Cuidar (el bolsillo) desde el auditorio Néstor Kirchner ubicado en la Secretaria de Comercio, en lo que se interpretó también como un fuerte respaldo a las políticas que implementa Guillermo Moreno.

Cristina recordó que cuando anunció la propuesta de que las organizaciones sociales custodien que los precios se mantengan "pusimos en el centro del debate, en el verdadero centro de gravedad la tan mentada inflación, en la Argentina" para reiterar que los "precios no los fijamos ni el gobierno, ni la Secretaría de Comercio, ni los trabajadores, sino que lo fijan los comerciantes, los empresarios".

Aunque en esta oportunidad, los precios de los 500 productos que se mantendrán congelados hasta octubre, fueron suministrados por cada cadena de comercialización.

La metodología que se estableció fue la siguiente:

• Las 11 cadenas participantes entre nacionales y regionales remitieron al gobierno su propia lista de precios a febrero de este año de los productos con marcas y gramajes preestablecidos por la Secretaría de Comercio.

• Se determinó que existe dos listas de precios para el país: una que abarca todo el país incluida la Capital Federal y otra para la región Patagónica que tiene como límite el Río Colorado hacia el sur.

Los precios de los productos, por ejemplo, en Formosa deben ser iguales a los de la Capital Federal aunque esta Ciudad está ubicada a una distancia similar a la Río Gallegos que tendrá una lista de precios que será levemente superior ya que incorporará el costo de logística.

• Las 11 cadenas implican 1150 bocas de expendio. Asimismo, se está en tratativas para que se sumen con sus propias listas de precios pero en base a los 500 productos preestablecidos los supermercados de origen asiático como asimismo los distribuidores mayoristas.

• Los precios suministrados por las cadenas (que diferirán entre sí) debe ser iguales en todas sus bocas de expendio. Es decir no se podrá cobrar por el mismo producto un precio más caro en las sucursales de mayor poder adquisitivo.

• El acuerdo de precios comenzará a verse en las góndolas desde el 1° de junio, en todo el país, en más de 1.115 sucursales de supermercados beneficiando a más de 40 millones de argentinos.

• Las listas con los precios se estima que se darán a conocer en las próximas horas ya que aún continuando recibiendo las propuestas por parte de las cadenas. 

Cristina en varios tramos de su discurso hizo referencia a que los precios lo suben los empresarios al relatar que, cuando Néstor Kirchner gobernaba en Santa Cruz "cada vez que el gobierno daba un premio, aumentaba los sueldos o mejoraba había, ese día, remarcación en los supermercados. No es un fenómeno ni de estos comerciantes, ni de estos supermercados, ni de estos empresarios, es una forma de apropiación de la rentabilidad en lugar de tener otras formas de tener tanta o más rentabilidad", sostuvo.

A continuación, la jefa de Estado explicó cuál es el verdadero capitalismo: "Yo creo en el verdadero capitalismo, yo creo que el verdadero capitalismo genera más rentabilidad con más consumo, pero con más producción, más inversión, más empleo porque cuantos más empleados haya más sueldo va a haber en la calle y más plata va a tener la gente para comprar más cosas", arrancando uno de los tantos aplausos con los cuales fue celebrado su discurso.

Antes de la llegada de la jefa de Estado hablaron el ministro de Economía, Hernán Lorenzino (quién hizo una breve introducción), el viceministro de Economía, Axel Kiciloff, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno y la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri donde se precisaron las características del control de los precios.

Escucharon intendentes del conurbano, el titular de la CGT, Antonio Caló, y organizaciones de Defensa de Consumidores como la Liga de Amas de Casa; Unión de Usuarios y Consumidores; Liga de Consumidores, entre otras, donde llamativamente no se vio a Andrés "El Cuervo" Larroque ni a ningún militante de La Campora.

Los funcionarios enfatizaron que las empresas celebraron con el Estado "un acuerdo de precios" ya que, señalan, las cadenas de comercialización son las que envían la lista de precios a febrero de este año. Fuera de micrófono comentan que el acuerdo es "voluntario" por parte de las cadenas de comercialización lo que garantiza "que se cumplirá el congelamiento", se entusiasman a nivel oficial.

Este sentido, se ocupan de aclarar que no es correcto hablar de "control de precios" sino de que la ciudadanía "verificará" que este acuerdo entre privados y el Estado "se cumpla"

La propia jefa de Estado quiso aventar los temores de que "militantes" invadirían los establecimientos auditando precios. "Empezaron, después, a querer asustar a la gente, pero muy tontamente, se la pasaron agitando el problema de los precios y la inflación y cuando decidimos hacer políticas contra eso parece ser que pasamos a convertirlos en el soviet", señaló Cristina. "Tienen tan poca imaginación, están tan enfermos de odio que se envuelven con sus propias palabras", descalificando a esos sectores.

Volviendo al tema del acuerdo de precios que comienza con 500 productos básicos de la canasta básica continuará con acuerdos de productos vinculados a la construcción. Asimismo, y como anticipó que se extenderán a otros productos como "vamos a echar una miradita por ahí, si podemos también, a cómo están los precios de los medicamentos y cosas", en referencia a que se invito a participar en la verificación a centro de jubilados.

El control o la verificación del congelamiento de precios se llevarán a cabo de la siguiente manera:

Participarán organizaciones sindicales, sociales, de jubilados y religiosas pero acompañados por inspectores municipales, "que son los que tienen la autoridad institucional para realizar ese control", dijo Cristina.

Los intendentes serán los que aportaran los inspectores municipales y coordinaran con las fuerzas vivas que se sumen para el control.

El intendente es el que se ocupará de hacerle llegar las denuncias de incumplimiento a la Secretaria de Comercio y/o a la subsecretaria de Defensa del Consumidor.

Las sanciones que corresponda serán aplicadas por Comercio.

Quien detecte que no se cumple el acuerdo en algún producto "puede hablar con la autoridad del supermercado para solicitar una explicación". En función de la respuesta puede proceder a efectuar la denuncia en la intendencia.

El seguimiento se aplicará en 50 ciudades Y abarcará a 19 millones de argentinos "prácticamente el 50 por ciento de la Argentina", dijo la Presidente.

Independientemente de las organizaciones sociales, Cristina pidió que empresarios y la ciudadanía que "participen también de la campaña para cuidar los precios" para cuidar el "inmenso esfuerzo para recrear la demanda agregada que hace el Estado".

En el Gobierno están realmente convencidos que algunos sectores buscan perjudicar al gobierno ya que están en contra del modelo. Por esta razón, no sorprendió que Cristina señaló: "Cuando nosotros decimos: vamos por más y ellos vienen por todo. Este es el tema, y esto es lo que quieren ocultar y que ya no podemos ignorar más, salvo que uno sea de los zonzos, que hablaba Jauretche, o sea cómplice de los que realmente quieren derribar todo esto que han conquistado los argentinos".

Afirmó que la única forma de que las conquistas se sostengan en el tiempo es con "la organización, la solidaridad y el empoderamiento de la sociedad". Es que esos sectores, según explicó "cuando algunos sectores hablan de determinadas cosas hablan de dar marcha atrás en "la Asignación Universal por Hijo, en los salarios, y en las paritarias libres", finalizó.

Dejá tu comentario