Cristina ordenó al Congreso que no asuma como diputado

Política

La Casa Rosada se comunicó ayer con la Cámara baja para ordenar que mantengan bloqueada la asunción de Luis Patti como diputado electo. De acuerdo con el sistema institucional vigente en el país, luego de la excarcelación del legislador del PAUFE, la Cámara de Diputados debería ahora citarlo para que asuma su banca en reemplazo del suplente, Dante Camaño.

«Vamos a esperar cómo evolucionan las causas que Patti tiene en la Justicia. Por ahora hay que esperar», fue la orden de la Presidente, especulando con las múltiples causas por violaciones a los derechos humanos que podrían volver a depositar a Patti en la cárcel.

Hoy, el bloque del Frente para la Victoria dará una conferencia de prensa donde expondrá una dudosa doctrina sobre el dictamen que impugnó el diploma de diputado electo del ex intendente de Escobar. Ese rechazo, aprobado en la sesión del 23 de mayo de 2006 en base a supuesta «inhabilidad moral», traería aparejada, según la lógica kirchnerista, la pérdida automática de los fueros y por eso Patti debería volver a prisión.

La guerra de poderes ya es incontenible y ahora los diputados del oficialismo, que controlan con holgura el recinto, sostendrán que el jefe del PAUFE no goza de fueros ya que su diploma de diputado fue impugnado por el pleno de la Cámara baja. Esa interpretación representa un abierto desafío al fallo de la Corte Suprema de Justicia que la semana pasada habilitó a Patti a asumir su banca.

  • Explicación

    Los jueces del máximo tribunal del país explicaron en un fallo dividido que la facultad que el artículo 64 de la Constitución nacional, invocado por el kirchnerismo para bloquear el juramento de Patti, «sólo puede referirse a la revisión que deben efectuar sobre la legalidad de los títulos y la autenticidad de los diplomas... De no ser así, el sufragante no sabría jamás a favor de quién estaría votando, porque su decisión estaría sometida a un examen reglado posterior».

    Por eso hasta ayer los planes del oficialismo eran convocar la semana próxima a una sesión para aprobar un proyecto de resolución expresando que Patti ya no goza de fueros debido a que su diploma fue impugnado por la Cámara baja. Pero no es ése el único plan previsto por el kirchnerismo. Si esos argumentos no son suficientes y la guerra institucional con la Corte Suprema se vuelve extremadamente grosera, también cuentan con el recurso de convocar a una sesión de desafuero para imponer su mayoría y dejar a Patti otra vez en el borde de la prisión. En esa iniciativa obtendrían el respaldo del Partido Socialista, el ARI Autónomo y parte del radicalismo, los mismos que apoyaron al kirchnerismo en mayo de 2006 para impugnar el diploma de diputado electo de Patti.

  • Acatamiento

    «Vamos a acatar la decisión de la Justicia, porque en la Argentina funcionan las instituciones de la democracia y la división de poderes, y si es necesario tratar el desafuero del ciudadano Luis Abelardo Patti lo vamos a hacer, porque es nuestro deber, pero cuidado, porque el fallo de la Cámara Federal de San Martín viola y lesiona las pautas y principios de representación popular y lógicamente la Constitución de la Nación, ya que al reconocerle fueros al ciudadano Patti se le otorga la calidad de diputado, sin advertir que la banca del PAUFE ya fue ocupada por el ahora diputado Dante Camaño, quien seguía en la lista conformada», advirtió ayer el kirchnerista tucumano Gerónimo Vargas Aignasse, encargado de comandar la Comisión de Poderes, Peticiones y Reglamentos que bloqueó el ingreso del jefe del PAUFE al Congreso.

    Ayer, el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, ratificó que la incorporación de Patti a ese cuerpo «es una cuestión de cumplimiento imposible», y le pidió a la Justicia que «actúe en el ámbito de su jurisdicción».

    «No se puede poner otro asiento para darle una banca a Patti», enfatizó Fellner, tras la resolución dictada por la Cámara Federal de San Martín en la que resolvió la suspensión de la prisión preventiVa del ex policía.

    El diploma de Patti había sido impugnado por los kirchneristas Araceli Méndez de Ferreyra, Remo Carlotto y Miguel Bonasso (Convergencia) acusándolo de presunta inhabilidad moral por su procesamiento a partir del asesinato de los militantes peronistas Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi en 1983.
  • Dejá tu comentario