Cristina pidió "un rol más activo del Estado" y defendió su intervención

Política

En la Cumbre de Gobiernos Progresistas, la presidente Cristina Kirchner pidió hoy que "las reglas que se adopten para afrontar la crisis contemplen los intereses de todos los países y sean respetadas por todos", y solicitó un "rol más activo del Estado".

"Los problemas que hemos tenido no sólo parten de políticas de desregulación, tenemos un problema de sinceramiento en donde no todos seguimos las reglas de las Naciones Unidas o del Fondo Monetario Internacional", sostuvo la Presidente, y cargó así nuevamente contra los países más desarrollados.

En este sentido, durante su alocución en la Cumbre de Gobiernos Progresistas, consideró que "las reglas que se adopten para afrontar la crisis deben contemplar los intereses de todos los países y ser respetadas por todos".

La mandataria señaló que "la sociedad debe ver que se toman medidas que tienen que ver con lo cotidiano" y llamó a formular "medidas de inmediato plazo", para las cuales es necesario que "el Estado cumpla un rol más activo".

La Presidenta sostuvo que la Argentina "fue uno de los lugares donde se experimentó la desregulación absoluta, la privatización de los recursos del Estado, la demonización del Estado como mal administrador, y finalmente terminó con una implosión con muy similares a las que hoy se ven en todo el mundo".

"Deberíamos pensar en la posibilidad de que el Estado tiene que cumplir un rol aún más activo que el que normalmente le asignábamos los progresistas", sostuvo la mandataria, quien calificó esto como "imprescindible, para dar soluciones a las empresas que no encuentran financiamiento, y a los consumidores".

Según dijo la jefa de Estado, "el crecimiento económico no vale si no llega a las personas de menores recursos y a la clase media", y en este sentido sostuvo que se debe "restablecer el aumento salarial".

"La sociedad esta viendo que se desembolsan trillones de dólares en los bancos pero que en su vida cotidiana no impacta", sostuvo Cristina Kirchner, y recomendó "abordar en serio el tema de la conservación del consumo de la sociedad".

A esta receta, le agregó la necesidad de "retornar a una democratización, pero fundamentalmente retornar un mundo donde las reglas le sean aplicadas a todos", y sostuvo que "lo más importante que vamos a tener que hacer en el G-20 es abordar esto".

La Cumbre de Gobiernos Progresistas que se realiza en Chile es precisamente la antesala de lo que será la reunión del Grupo de los 20 (G-20) el 2 de abril en Londres, donde los países reunidos este sábado llegarán con una postura y de ser posible consensuada.

De la cumbre realizada en la ciudad chilena de Viña del Mar participaron los primeros ministros del Reino Unido, Gordon Brown, y de Noruega, Jens Stoltenberg; y los presidentes Uruguay, Tabaré Vázquez, de Brasil, Lula Da Silva, de España, José Luis Rodríguez Zapatero, de Chile, Michelle Bachelet, y de Argentina.

Dejá tu comentario