El esquema de 12 etapas que imagina el Gobierno de la Ciudad para salir de la cuarentena

Política

Para la primera etapa se estipula la reapertura de comercios, runners y paseos diarios para menores. Para el final, quedará la vuelta de los deportes masivos, los boliches y las reuniones sociales normalizadas.

El Gobierno porteño empezó a analizar este viernes, durante una reunión de Gabinete, un esquema de flexibilización de la cuarentena a partir del 18 de julio que consta de 12 etapas y que empezaría por la reapertura de comercios barriales, el permiso para la actividad física al aire libre y la ampliación a toda la semana para los paseos recreativos con niños y niñas.

El borrador del plan de medidas que estipula fases para los próximos seis meses fue el eje del encuentro del gabinete porteño que estuvo encabezado por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Según indicaron fuentes oficiales, la idea de la gestión porteña es armar, para una primera etapa que arrancaría el 18, un esquema de reapertura de actividades similar al que estuvo vigente hasta el endurecimiento de la cuarentena determinado por el Gobierno nacional a inicios de este mes.

Así, volverían a funcionar los comercios de cercanía y las galerías barriales, que debieron bajar sus persianas hace diez días, y para ello se preservarán las intervenciones peatonales en las calles que permiten una ampliación de la superficie de las veredas para la circulación de las personas manteniendo distancia física.

Por otro lado, estaría autorizado nuevamente el trabajo de las empresas de mudanzas, volvería el streaming de música con recitales on line y el servicio de culto también a través celebraciones por internet.

Quedarían nuevamente habilitadas las prácticas deportivas al aire libre, en horario nocturno y, por último, se ampliarían a todos los días de la semana la posibilidad de realizar paseos recreativos con niños, niñas y adolescentes de hasta 15 años, acompañados por un adulto.

"Algo seguramente se va a abrir, pero hoy no se puede saber qué porque vamos día a día", admitieron a Télam fuentes del Gobierno de la Ciudad, que remarcaron que en el caso que se avance con algunas de las medidas bajo análisis, "siempre será observando la curva de contagios" de coronavirus.

En el segundo escalón de ese esquema, que no tiene fecha determinada, aparece la posibilidad de que los adultos mayores puedan salir a los paseos recreativos en el fin de semana; así como ampliar las zonas comerciales habilitadas con la incorporación de aquellas que tienen "alto tránsito”.

También se habilitarían las industrias no esenciales, los museos sin público y los paseadores de perros.

Para más adelante, figuran los permisos para que se retomen las obras de construcción privadas que permanecen paralizadas desde el inicio del aislamiento.

Para una cuarta etapa, está prevista la apertura de peluquerías y locales gastronómicos, dos rubros cuyos representantes reclaman desde hace semanas la oportunidad de retomar su trabajo ante el impacto económico que tuvieron por la cuarentena.

También se proyecta el retorno del personal docente y no docente a las escuelas y el permiso para ingresar a los templos para el rezo individual.

La liberación del transporte público con control de aforo se daría recién en la etapa décima y el regreso de la actividad deportiva masiva, los boliches y las reuniones sociales, en la doceava.

El último informe sobre la situación sanitaria en el país difundido por el Ministerio de Salud nacional consignó 1049 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas en la Capital Federal.

"La idea es ir trabajando un escenario que dé certidumbre a los sectores económicos", indicaron los voceros oficiales que siguen de cerca la situación de las pequeñas y medianas empresas afectados por la pandemia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario