10 de marzo 2008 - 00:00

De la Sota no será candidato 2009

El interventor del PJ, Ramón Ruiz, discute reparto de canonjíascon Tula, histórico portador del bombo peronista.
El interventor del PJ, Ramón Ruiz, discute reparto de canonjías con Tula, histórico portador del bombo peronista.
Los setenta y seis (sobre un total de 85) congresales nacionales del PJ cordobés fueron al congreso partidario del viernes pasado con un anuncio y dos mandatos. Los setenta y seis volvieron más convencidos que nunca sobre la parodia partidaria.

«Esto es stalinismo puro», decía uno de los más activos, que por supuesto pide reserva en prevención precisamente al estilo mencionado. «Por lo menos antes peleábamos con Lorenzo (Miguel), nos cruzábamos con el 'Beto' Imbelloni y podíamos, por lo menos, putearnos. Ahora nada. Si ni siquiera lo querían dejar hablar a Cafiero», ampliaba el mismo referente, ex renovador. Eso sí, no transmitía desconsuelo.

  • Anticipo

  • Según el ánimo de los mediterráneos, mayoritariamente delasotistas, sólo pudieron comunicar el anuncio, al resto «lo vimos por TV», admitían.

    En las mesas « preparatorias», los cordobeses anticiparon al kirchnerismo que José Manuel de la Sota no será candidato a senador nacional el año que viene. Esta alternativa se barajaba en Córdoba desde el mismo momento en que De la Sota dejó el gobierno y aseguró que peleará la candidatura presidencial del PJ para el 2011.

    La explicación a la negativa a postularse tiene que ver con esa intención (aseguran que desde marzo de 2009 De la Sota se dedicará a recorrer todos los pueblos de la Argentina) y, fundamentalmente, con la decisión, inevitable, de no complicarle el escenario de gobernabilidada Juan Schiaretti.

    El actual mandatario provincial hace esfuerzos tremendos para agradar al kircherismo, aunque hasta ahora el rédito sólo puede observarse en la «amabilidad» política con que lo tratan, no en los recursos que obtiene.

    Después de comunicar el mensaje de De la Sota (que seguramente no convence del todo al ex presidente), llegó el turno de los planteos partidarios, de donde surgieron las críticas.

    Solicitaron los congresales cordobeses una audaz reforma en el sistema de elección del candidato presidencial para el próximo turno. Pretenden un proceso similar al de los partidos políticos en los Estados Unidos. Primarias en cada provincia, realizadas en turnos de a cuatro distritos y con un cronograma que se inicie con seis meses de anticipación al plazo de vencimiento de inscripción de candidaturas. También intentaron avanzar en una propuesta para modificar la actual norma y permitir el voto de ciudadanos no afiliados a otros partidos políticos para que, junto a los del PJ, elijan al candidato. Una especie de paquete de « modernización» de un sistema que en realidad no funcionó nunca, salvo cuando se lo consagró candidato a Carlos Menem en 1988. Tampoco parece que funcionará en el siguiente turno. Al menos eso se infiere de la casi nula receptividad que encontraron los cordobeses. Por supuesto, admiten que lo sabían. También confiesan que cada vez les gusta menos, pero nadie saca los pies del plato.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar