Comenzó en Diputados el debate por el cupo laboral para trans y travestis

Política

Las iniciativas buscan garantizar el acceso al trabajo estable a través de un cupo del 0,5 al 1,5% en la administración pública.

La Comisión de Mujer y Diversidad de la Cámara de Diputados abrió este martes el debate sobre los proyectos que proponen establecer un cupo de acceso laboral al Estado Nacional para los colectivos trans y travestis.

Durante el encuentro, representantes de estos colectivos plantearon la necesidad de sancionar de forma "urgente una ley que garantice el acceso a trabajo estable" para estos sectores.

Se trata de la primera jornada de debate en la comisión que conduce la diputada del Frente de Todos, Mónica Macha, y durante la cual se analizaron los siete proyectos presentados por legisladores de diversa extracción política sobre la problemática laboral de estos colectivos, que en su mayoría proponen que haya un cupo del 0,5 al 1,5% en la administración pública.

Macha destacó a intención de poder consensuar un solo texto entre las propuestas impulsadas por los legisladores ya que las personas "trans y travestis necesitan tener un empleo formal".

"Junto a organizaciones vamos a trabajar hacia una Ley Nacional de Cupo Laboral para la población trans- travesti que en el 95% no tiene un trabajo formal", agregó Macha.

En ese sentido, la presidenta de la Comisión de Legislación Laboral, Vanesa Siley, se comprometió durante una breve intervención en la discusión a "trabajar para avanzar" con una iniciativa que garantice un cupo laboral a estos colectivos.

Los proyectos que están a consideración de la comisión fueron presentados por las diputadas oficialistas Gabriela Estevez, Cristina Álvarez Rodríguez, Mónica Macha, y las exlegisladoras con mandato cumplido de la UCR, Olga Rista, y del Movimiento Evita, Araceli Ferreyra.

A lo largo de la reunión moderada por la periodista de Radio Nacional Amanda Alma, los representantes de los colectivos trans y travestis plantearon la difícil vida que tienen las personas con diversidades diferentes por la imposibilidad de acceder a un trabajo estable que les permita a la vez salir de la pobreza.

Marcela Tobaldo de la organización Rosa Naranja expresó que este tema haya sido incluido en la agenda "nos habla y nos interpela sobre la situación de las personas trans y travesti que viven de muy mala manera" y señaló que el promedio de vida "no supera los 40 años". Además, indicó que "son los grupos mas vulnerables y más en este contexto de pandemia" de coronavirus.

"Nuestra democracia la queremos vivir con derechos, quienes son los responsables son el conjunto de los diputades que pueden legislar para salvar a los sectores mas dañados de la sociedad y que podamos tener el derecho al trabajo", señaló Tobaldo.

En tanto, la coordinadora del Movimiento Antidiscriminatorio de liberación, Say Sacayan, planteó la dura realidad de los movimientos trans al afirmar que "no tenemos trabajo estable, apenas pudimos terminar la escuela primaria, y somos los grupos de mayor riesgo en esta pandemia".

Por eso, Sacayán es "prioritaria tener una ley para tener un trabado establece ya que no recibimos ninguna ayuda del Estado".

Say -hermana de Diana Sacayán una referente del colectivo trans asesinada en el 2015-dijo que el pedido de una ley nacional de inclusión laboral "es una medida mínima y paliativa para el nivel de desamparo que tenemos".

En tanto, Daniela Sajam de la Asociación de Travetis de la República Argentina (ATTA) pidió que el proyecto "sea integral y no solo abarque el cupo de ingreso laboral al Estado, es poder realizar un cambio social que nos ayude a desarrollarnos libremente".

A su vez, la referente de la Federación Argentina LGBT, Ornella Infante, destacó mostró su satisfacción por la decisión de la comisión de avanzar en discutir este proyecto laboral para los trans y travestis y dijo que "no es casual que se discuta dentro de un gobierno peronista, nacional e inclusivo".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario