Duró poco paz de Macri con Kirchner

Política

Mauricio Macri, aún en Francia, está a punto de romper el incipiente diálogo con el gobierno nacional, donde algunos ministros, al parecer, cortaron los teléfonos a hombres de su tropa.

Esos delegados macristas se sienten ya desairados por el gobierno nacional, que le ha prometido a Macri la modificación de la ley que necesita la Capital Federal para contar con su propia Policía, Justicia, control del puerto y los transportes públicos que circulan en el distrito.

Después de la entrevista entre Néstor Kirchner y el jefe de Gobierno porteño electo, éste designó una comisión para monitorear el proceso del traspaso de la Policía a la Capital Federal.

Ese grupo lo integran los diputados Federico Pinedo -presidente del interbloque PRO-, Eugenio Burzaco -especialista en temas de seguridad dentro del macrismo- y Cristian Ritondo -autor de uno de los proyectos de cambio de la llamada «ley Cafiero» que acota la autonomía porteña-, junto con Horacio Rodríguez Larreta. Los legisladores quedaron como encargados de tramitar una reunión con Aníbal Fernández y Alberto Fernández, de acuerdo con lo que habrían conversado Macri y Kirchner la semana anterior. Sin embargo, el ministro del Interior recibía ayer una nota entregada por la mesa de entradas de la Casa Rosada reclamando esa cita, ya que hasta ahora fracasaron los macristas en lograr una respuesta a través de teléfonos de línea fija, celulares y mensajes de correo electrónico.

  • Plazo

    Aparentemente, ninguno de los Fernández -Aníbal y Alberto- respondieron los llamados de los macristas para coordinar una reunión, la cual se habría esbozado durante el encuentro que mantuvieron el jefe de Gobierno porteño electo y el presidente de la Nación.

    A ese desaire los macristas pusieron plazo y esperarán hasta hoy al mediodía alguna señal de predisposición por parte del gobierno, con el cual también esperan intercambiar sobre cómo -sin traspaso- se lleva adelante la seguridad y la prevención del delito en la Ciudad de Buenos Aires.

    Al mismo tiempo, Pinedo se reunió con Rodolfo Terragno -senador por la Capital Federal-, ayer, y precisamente el macrista comentó al radical acerca de la reunión de Macri con Kirchner, a la que calificó como «muy positiva» y transmitió que Kirchner había mostrado allí «su voluntad de facilitar la autonomía de la Ciudad».

    Pinedo coincidió con Terragno en el análisis de las distintas iniciativas legislativas para lograr la autonomía porteña, las cuales están vinculadas con la Policía Federal y la Justicia Penal, el puerto, el control de los subterráneos y el transporte metropolitano.

    Pero mientras avanzan las conversaciones en el Congreso, donde Kirchner le aseguró a Macri que se votaría la modificación de la llamada ley Cafiero en agosto, la comisión macrista no ha logrado un cronograma con el gobierno.
  • Dejá tu comentario