El oficialismo arremetió contra Macri y amenazó con la vía judicial

Política

Ministros, funcionarios, senadores y legisladores rechazaron en duros términos la decisión del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, de suspender el traspaso de los subtes de la Ciudad, en declaraciones entre las cuales sobresalió la del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, quien lo calificó como "un irresponsable serial" y el vicepresidente Amado Boudou anunció que el Gobierno nacional llevará el conflicto por el traspaso del subte a la Justicia.

El jefe de Gabinete expresó su fuerte repudio a la decisión de Macri, y dijo que el líder del Pro "sólo mostró gestión para golpear el bolsillo de los vecinos desde el primer día que tomó a su cargo el subte, pero para garantizar un servicio que moviliza 1.200.000 pasajeros diariamente, desnuda su incapacidad. Macri demuestra incesantemente su falta de idoneidad para gestionar una ciudad del calibre de Buenos Aires". "No es momento para politiquería barata", agregó.

Abal Medina dijo además que "mientras el gobierno nacional implementa la tarjeta SUBE para garantizar la continuidad de los subsidios, Macri le aumenta la tarifa a todos, indiscriminadamente".

En tanto, el vicepresidente Amado Boudou afirmó que "si es necesario", el Gobierno Nacional recurrirá a la Suprema Corte de Justicia. "La palabra de Macri no vale ni 90 días" aseguró el Vice, y dijo que el jefe de gobierno "se pone por encima de todo el sistema político y legal argentino, cree que no está sujeto ni a los convenios que firma, y tiene gran facilidad para eludir las responsabilidades".

Boudou sostuvo que Macri "borra con el codo lo que firmó con la mano" y recordó que "la situación (de seguridad) es hoy la misma que cuando firmó el convenio" de traspaso.

También el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido apuntó a la vía judicial. Afirmó que "en ningún lugar del acuerdo está prevista la posibilidad de no aceptar la transferencia" y consideró que la de Macri "es una actitud oportunista que busca obtener algún rédito político de una grave tragedia". "De ninguna manera aceptamos esto", sentenció De Vido.


"No sabemos si lo hace por miedo o por mezquindad, pero en cualquier caso se trata de un dirigente que no está a la altura de las circunstancias y si no puede hacerse cargo de sus responsabilidades, para las que además fue votado en dos ocasiones, debería dar un paso al costado y abandonar la política", señaló De Vido.

El ministro indicó también que "no puede ser que el ingeniero Macri se ponga a reflexionar por conferencia de prensa y pretenda dar vuelta un acuerdo que fue firmado con seriedad, compromiso y buena fe, conscientes las partes del paso que estaban dando".

En tanto, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, dijo que "lo de Macri es una vergüenza, pidió el traspaso de los subtes, aumentó la tarifa y ahora dice que no se puede hacer cargo de algo que corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

Randazzo afirmó que "esto que acaba de hacer Macri es una muestra más de su incompetencia, siempre busca poner la responsabilidad en el otro, nunca se hace cargo de nada, plantea que hay trabajar en conjunto y rompe su compromiso de hacerse cargo de algo que ostensiblemente le corresponde al distrito que gobierna".

El senador nacional Aníbal Fernández (FpV), aseguró que Macri mostró una "falta de responsabilidad, de interés y de vocación de una autonomía plena que siempre reclamó y nunca le interesó".

Fernández le recordó a Macri que cuando se postuló para su primer mandato, prometió construir 10 kilómetros de subtes por año, "pero construyó menos de uno por año, en más de cuatro años de gestión".

"Tendríamos que tener, conforme a sus propias expresiones, 40 kilómetros más de subterráneos y no tenemos más de cuatro", completó el ex ministro, al tiempo que afirmó que las obras en marcha de la línea del subte E, "es una obra que constó 1.200 millones de pesos, que puso el Estado nacional, Macri no puso ni un centavo"

Por su parte, el senador Daniel Filmus (FpV) sostuvo que "no existe ningún argumento serio para que Macri no acepte que la Ciudad debe administrar el subte. Es un reclamo histórico, porque es un transporte exclusivo de la ciudad cuyo Gobierno debe gestionar".

"Es una falta de respeto enorme a los ciudadanos haber aumentado el costo del boleto un 127 por ciento a los tres días de la transferencia, y ahora negar el traspaso. No se puede pensar la ciudad como una empresa privada", subrayó Filmus.

El legislador porteño del Frente para la Victoria, Juan Cabandié, dijo que "un político que pretende pelear por la presidencia en el 2015 no puede ser así de irresponsable. No es verdad que no se ha aportado al desarrollo del subte porque se ha subsidiado por millones, y hemos aportado muchísimo dinero desde el gobierno nacional para la ampliación de la línea E".

Cabandié señaló que "cada vez que Macri pone el problema que surge en la ciudad se lo adjudica al gobierno nacional, y goza de una protección mediática que lo favorece frente a cierto electorado. Esta protección se da debido a que el gobierno de la ciudad tiene vínculos estrechos con grandes multimedios", analizó.

"La única idea que se le ocurrió a Macri para el subte fue subir la tarifa", dijo la legisladora Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro) a través de su cuenta en la red social Twitter, donde objetó al titular del Ejecutivo porteño porque "al primer anuncio de paro, devuelve el subte. Eso se llama un tipo que se banca las pulseadas fuertes", ironizó.

Francisco ´Tito´ Nenna, del Frente para la Victoria, afirmó que a Macri es "un amarrete que pichulea hasta la última moneda con tal de no hacerse cargo de las políticas públicas. El PRO gobierna el distrito más rico del país, tiene recursos de sobra pero es alérgico a invertir en la administración de la Ciudad".

El legislador porteño Aníbal Ibarra (Diálogo por Buenos Aires) dijo por su parte que "Macri no se hace cargo de los subterráneos porque prefiere explicar por qué no puede, en lugar de hacerse cargo. Se victimiza y debo reconocer que eso le sale bastante bien".

"La Metropolitana puede ocuparse de los subtes y los hospitales", sostuvo Ibarra, quien remarcó que "sería lastimoso que un tema de autonomía termine en la justicia porque Macri no se hace cargo de gobernar".

Dejá tu comentario