Primer día poscierre: debut de Alberto con Tolosa Paz y Gollan

Política

El Presidente encabezó la primera actividad tras el cierre de listas. El Gobierno nacional anunció que se reducirá a un salario mínimo el requisito para acceder a créditos para construir viviendas.

Debut de campaña para Alberto Fernández en Merlo junto a los candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan. En su primera actividad oficial tras el cierre de listas, el Presidente convocó a la “épica del día después” para recuperar la Argentina tras la pandemia de coronavirus, marcó las diferencias entre su gobierno y la anterior gestión de Cambiemos, y recomendó a los argentinos preguntarse si quieren un Estado que se “enamora de los funcionarios” del FMI o el que se “planta” para que “no se haga sufrir más” al pueblo.

“Yo necesito que me ayuden, todos, con mucha fuerza y con la certeza de que tenemos una salida, que podemos hacer un país justo, donde todos pueden tener condiciones de igualdad para crecer y desarrollarse sin excepción", enfatizó Fernández y pidió: “Hagamos de una vez y para siempre la Argentina que nos merecemos; hay un futuro cercano y una vida que sabemos que existe”. El presidente habló en la entrega de viviendas del Plan Procrear y de créditos para la construcción de la línea Casa Propia, en el partido bonaerense de Merlo, acompañado por Axel Kicillof y el intendente Gustavo Menéndez, en el primer acto que encabeza luego de la oficialización de las listas de precandidatos a legisladores nacionales del Frente de Todos (FdT) el sábado pasado.

Durante la ceremonia, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, anunció que se reducirá de 2,4 salarios mínimos a un solo salario mínimo el requisito para acceder a créditos para construir viviendas. El funcionario anticipó, además, que la variación de las cuotas para actualizar los créditos ya acordados se realizará con la fórmula Hogar, que tomará a partir de ahora la cifra más baja que resulte del promedio de variación de los salarios, la variación del Índice de Precios al Consumidor, y el Salario Mínimo Vital y Móvil.

En este marco, el Presidente comparó decisiones y políticas de su gobierno con las adoptadas por Mauricio Macri en la gestión anterior y evaluó que Cambiemos “dejó a la Argentina sin infraestructura, sin caminos, sin puentes, sin viviendas y sin agua”.

“Cuando llegamos al Gobierno estaba paralizado el 70% de la obra pública y había 70 mil millones de pesos de deuda impaga”, señaló Fernández y se refirió al consecuente impacto de esa parálisis en la pérdida de trabajo en sectores asociados a la construcción.

Durante el acto en Merlo se entregaron viviendas comprendidas en un complejo de 375 unidades, que se puso en marcha en 2014, durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pero fue abandonado durante la administración de Cambiemos.

“¿Por qué alguien quiere privar a 11 mil familias de sus casas?”, se preguntó el jefe de Estado y aludió así a las viviendas del programa Procrear que no fueron entregadas durante la administración macrista.

El mandatario analizó que esas obras no fueron finalizadas, quizá, para que los futuros dueños de las viviendas “no recordaran que había sido Cristina (Fernández) quien había hecho las casas”. Además, relevó que Cambiemos “inventó un sistema que es el de participación público privada” en el que se “gastaba tres veces el costo de lo que objetivamente” se hacía. Entonces, el presidente pidió a los argentinos que se pregunten qué tipo de Estado quieren, aquel que recomienda “enamorarse de los funcionarios del FMI” o el que “se planta, se pone de pie y le dice (al Fondo) que no hará sufrir más a los argentinos”.

“Me decían que estamos quedando mal con los laboratorios, pero a mí me da vergüenza quedar mal con los argentinos; no lo hacemos por una campaña; así nos han criado: somos los hijos de Perón y Evita”, expresó Fernández y diferenció en distintas formas de “ver la política y de encarar el futuro”. Mientras “algunos casi celebraban las muertes”, dijo, el FdT hacía “lo imposible por evitarlas” y superar la pandemia.

El acto fue en Merlo donde el FdT cerró también una lista de unidad a nivel distrital. Allí, la elegida para encabezar la boleta de concejales fue Karina Menéndez, la Secretaria de Desarrollo e Integración Social del municipio. Militante peronista, desde chica, es reconocida y querida por los merlenses por su inclaudicable será la cara de la boleta del Frente de Todos en Merlo, que buscará repetir los históricos números que consiguieron en los comicios anteriores, donde casi el 64% de los votantes apostaron por la boleta peronista. Ramón Canosa ocupa el segundo lugar. Hombre fuerte en la Secretaria de Delegaciones, conocido por su gestión y su trabajo encabezando las cuadrillas municipales. El tercer lugar pertenece a Cecilia Arguello, actual concejala y ex Subsecretaria de Entidades Intermedias, donde bajo su gestión pudo normalizar y asistir a decenas de clubes y sociedades de fomento de Merlo.

Dejá tu comentario