Política

En público, Cristina volvió a demostrar su dolor: "Discúlpenme... ya lo voy a superar"

"Cuando entré, me acordé la última vez que vine con Néstor". Se quebró al menos cinco veces en 18 minutos. Cinco veces rompió el tono de su discurso para dejar camino libre a las lágrimas. Los ojos, siempre llorosos. La voz, tambaleante, rasposa. Sobre el escenario la escucharon ministros, secretarios y otros funcionarios. En las miles de sillas del Luna Park se sentaron los invitados al acto de apertura del Congreso Latinoamericano de Microcréditos. Cristina de Kirchner recorrió las cinco calles que separan la Casa Rosada del templo del box para estar en el mismo lugar en donde compartió una tribuna con el ex presidente Néstor Kirchner.

"Tomé conciencia que era acá cuando recién entré y me acordé que entré con él por última vez acá", el 14 de septiembre, en un acto de la Juventud Peronista, 72 horas despúes de la operación de angioplastía. "No me la hagan difícil porque la última vez que estuve acá él estaba conmigo..., así que ayúdenme para que pueda haber bien", sostuvo con voz entrecortada.

A poco de cumplirse un mes del fallecimiento de su esposo, Cristina lo recordó como "él más fuerte y mejor que todos nosotros". "Recuerdo que había una gran figura acá del Eternauta con su cara, pero hay que ser fuertes. Todos tenemos que ser fuertes porque él era el más fuerte de todos y el mejor de todos nosotros". Entre sollozos, pero con la intención de recobrarse, dijo que "a los que se fueron peleando sin renunciar a sus convicciones hay que recordarlos sonriendo y no llorando". Para ella por ahora es imposible.

"El aura de él anda por ahí y los que veo abajo me lo recuerdan. Me lo recuerdan el pañuelo blanco, me lo recuerdan los jóvenes, me lo recuerdan los trabajadores. Siempre van a poder contar conmigo, fundamentalmente como compañera".

Al mencionar que la Argentina encontró "su casa" en América latina, la mandataria recordó "la ultima gestión de él para dos pueblos hermanos", en referencia al "Acuerdo de Santa Marta", suscripto entre Venezuela y Colombia en agosto pasado.

Antes de despedirse, conmovida por el recuerdo, pidió disculpas por haberse emocionado en varios pasajes de su exposición. "Discúlpenme..., me hubiera gustado hacerlo mejor, ya lo voy a superar. Gracias, los quiero mucho. Gracias por cómo lo despidieron también", dijo y se retiró.

Luego de recibir a directivos de General Motors y de la empresa de neumáticos Fate en Casa de Gobierno, a las 21 la Presidente viajará a Curuzú Cuatiá para conmemorar el bicentenario de la fundación de la ciudad correntina, a cargo del general Manuel Belgrano.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario