Macri & Vicentin

Política

Al final, Macri salió del sosiego de Los Abrojos y apuntó a las políticas del presidente Alberto Fernández. Hasta el momento venía jugando en las sombras, pero en las últimas jornadas exhibió su desesperación ante el avance de la causa bautizada espionaje M.

Durante su presidencia, en la Casa Rosada se organizó un sistema para hacer inteligencia ilegal a ciudadanos por su condición religiosa, ideas políticas, labor periodística y empresaria. Nada ha explicado él al respecto pero sí el sábado celebró la marcha a favor de Vicentin.

El discovery que pidieron los bancos internacionales acreedores de Vicentin arrojaría operaciones con paraísos fiscales cuando la firma entraba en cesación de pagos. Los hermanos Nardelli y Padoan están bajo sospecha. No sólo por los movimientos de dinero, sino por los delitos que esto conlleva.

Y el ingeniero debe estar al tanto acerca de los 27 millones de pesos aportados a la campaña por los honestos hombres (la Justicia ya investiga). La inteligencia ilegal está la vista: los D'Alessio, Ruiz, Martinengo o Berra hicieron trabajos a pedido. El operativo víctima se puso en marcha. Ya no habrá chats amigables con Fernández.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario