Ganancias: Gobierno aseguró que los cambios aliviarán la carga tributaria y mejorarán el salario

Política

El plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo recibió al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Este jueves sigue la ronda de exposiciones con tributaristas.

La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, expusieron este martes sobre el proyecto de modificación al impuesto a las Ganancias en Diputados y explicaron que el mismo aliviará la carga tributaria y mejorará el salario real de bolsillo de más de un millón de trabajadores.

El plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo -que presiden los legisladores del Frente de Todos Carlos Heller, y Vanesa Siley- abrió este martes el debate del proyecto que sube el piso salarial del impuesto a las Ganancias a salarios brutos de $ 150.000, y exceptúa al aguinaldo.

Embed

La intención del oficialismo es realizar una ronda de consultas con especialistas a lo largo de toda la semana -este jueves también habrá una reunión con tributaristas y el viernes con representantes gremiales- para emitir dictamen entre lunes y martes próximos y debatir la iniciativa en una sesión especial el 17 o el 18 de Marzo, informaron fuentes parlamentarias.

"El proyecto alivia la carga de los contribuyentes que son excluidos del régimen que al pasar a ser autónomos acumulan deudas fiscales muy difíciles de afrontar”, enfatizó la titular de la AFIP y aseguró que desde la entidad se trabaja "para ver cómo el monotributo vuelve a ser una forma de inclusión tributaria y financiera dentro de un segmento muy marginado de la economía popular".

Durante su intervención, Marcó del Pont identificó tres grandes grupos de beneficiarios del proyecto de ley. En primer lugar, a todos los monotributistas porque establece un régimen permanente que hace menos gravoso pasar del Régimen Simplificado al Régimen General. Asimismo ofrece un alivio para aquellos monotributistas que hubieran sido excluidos de este impuesto durante 2020 y se los “perdona” por única vez.

Y, finalmente, señaló que también beneficia al Estado ya que la administración tributaria va a disponer de mucha más información sobre las operaciones entre monotributistas y responsables inscriptos de IVA, porque se incrementa el control por oposición.

A su turno, el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, indicó que “el proyecto cumple con el objetivo de reordenar las cargas tributarias” y que tiene que ver con "la vocación de este Gobierno de que el salario real crezca".

"Con el mínimo no imponible vigente se llegaba a dos millones de personas -alcanzadas por el impuesto-, y la modificación que proponemos permitirá volver a valores históricos que era de entre el 8 y el 10 por ciento de los trabajadores asalariados", señaló el funcionario.

moroni ganancias.jpeg
Claudio Moroni.

Claudio Moroni.

Por su parte, el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, explicó que “se trata de una reforma que es sustentable, progresiva y que mantiene los criterios de equidad que nosotros priorizamos para promover un sistema que ayude a un desarrollo armónico del país”.

"Nosotros vemos necesario volver a que la proporción de trabajadores que pagan impuesto a las ganancias sea razonable, por eso estamos de acuerdo con la propuesta que se presentó y con la que estuvimos trabajando desde el Ministerio de Economía", apuntó Arias. Agregó que "básicamente es establecer un nuevo piso a través de un mecanismo más simple para que las personas que ganan hasta 150 mil pesos brutos no paguen ganancias".

Arias también señaló que el costo fiscal "será de 41.250 millones de pesos, que es dinero que se va a volcar al consumo".

El funcionario del Palacio de Hacienda destacó, además, que los trabajadores que cobran hasta 150 mil pesos brutos tendrán otros beneficios que incluyen no pagar ganancias por el aguinaldo y que se permitirá deducir al concubino cuando hasta ahora "solo se permitía al conyugue".

Al momento de las preguntas a los funcionarios, referentes de Juntos por el Cambio como Luciano Laspina (PRO) y Omar Pastori (UCR) aprovecharon para remarcar la voluntad de acompañar las dos iniciativas, aunque pidieron que se tengan en cuenta algunas modificaciones para evitar que el principal bloque opositor presente un dictamen en minoría.

Pastori y el puntano Alejandro Cacace (UCR) propusieron que el ajuste del mínimo no imponible se determine en función del IPC en lugar del RIPTE, y sugirieron que esa actualización sea semestral y no anual como está previsto por el Gobierno.

El misionero de la UCR advirtió que aquellos contribuyentes que estén en la escala que va de los 150.000 pesos a los 173.000 correrían el riesgo de ganar de bolsillo menos que los que no pagan el impuesto a las Ganancias, dado que el proyecto "le delega al Poder Ejecutivo facultad plena" para determinar la situación de ese sector.

Por otra parte, Pastori pidió que dentro del paquete de exenciones se incorporen los gastos educativos, y la deducibilidad por hijos de discapacitados.

A su vez, exigió que se contemplen a los autónomas dentro de los beneficios de la reforma de Ganancias: "Sino se va a producir una discriminación muy grosera entre alguien que trabaja en una profesión liberal y alguien que trabaja en relación de dependencia".

El proyecto que se buscará sancionar modifica el artículo 30 para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos brutos. A los trabajadores que cobren hasta 124 mil pesos netos de sueldo no se les descontará el impuesto.

Otro de los artículos del proyecto también busca a eximir a la mayoría de los jubilados del pago del tributo, al establecer que quienes perciban hasta ocho jubilaciones mínimas quedarán exentos del pago de Ganancias.

Otro punto de la iniciativa que será motivo de debate es el artículo que establece que aquellos que cobren hasta 173 mil pesos brutos también tendrán menores descuentos que en la actualidad, y los montos serán definidos por el Poder Ejecutivo. En cambio, los salarios más altos de la pirámide pagarán los mismos valores que en la actualidad, ya que no se reforma la deducción especial ni otras deducciones, con lo cual se les descontarán los mismos valores que se aplican desde el 1 de enero, cuando se incrementó el 35% el Mínimo No imponible.

Más beneficios para los trabajadores y jubilados

El titular de la Cámara baja Sergio Massa incorporó nuevos beneficios para trabajadores y jubilados que mejoraron la iniciativa. La primera medida determina que la implementación de la suba del nuevo piso a $150 mil sea retroactiva a enero del 2021, por lo cual lo deducido por el impuesto en los primeros tres meses del año será reintegrado en el salario del mes de abril.

La otra medida que impacta sobre el poder adquisitivo del asalariado, y está vinculada directamente con el Sueldo Anual complementario (SAC), comúnmente denominado aguinaldo, ya que el proyecto de Massa incorporó la eximición del pago del tributo a los aguinaldos en base en sueldos que ascienden hasta $150.000.

Asimismo, horas antes del inicio del tratamiento se conocieron nuevos beneficios a jubilados y pensionados, a las parejas en concubinato y a los contribuyentes de la zona patagónica. Si bien hoy la ley establece que para que jubilados y pensionados puedan acceder al beneficio no puede tener otras entradas de dinero, "la modificación permitirá flexibilizar ese requisito estableciendo un monto mínimo de ingresos", indicaron las fuentes. Así, podrán acceder al beneficio los jubilados que, además del haber, perciben otras rentas.

Del mismo modo, en materia de parejas en concubinato, si bien en la actualidad la ley habilita deducir al cónyuge, los cambios prevén "ampliar la deducción al concubino, cualquiera fuera el sexo, dándole al proyecto una perspectiva de género", explicaron. Asimismo, esta deducción será aplicable "para los integrantes de la unión basada en relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida común, sean del mismo o de diferente sexo".

Por otra parte, se incorpora al proyecto un artículo que mantiene el beneficio del "22% adicional" en la región patagónica pero con una carga tributaria menor que el resto de los contribuyentes, lo que "beneficiará a alrededor de 83.500 empleados y jubilados".

Dejá tu comentario