Massa, alivio en Ganancias y apuesta al centro de la Rosada

Política

Pagarán el impuesto a las Ganancias sólo los sueldos a partir de $150.00 y beneficia al 63,4% de los contribuyentes. Alivio fiscal a 1.267.000 trabajadores

Alivio al bolsillo y exaltación de Sergio Massa como máximo exponente de centro en el Frente de Todos. La Casa Rosada apuntó los reflectores al presidente de la Cámara de Diputados para personificar el impulso al proyecto de ley que eleva el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $150 mil de remuneración mensual. El alivio fiscal que beneficiará a 1.267.000 trabajadores apunta además a reactivar el mercado interno en términos económicos pero representa además un giro del Frente de Todos hacia el centro a través de una señal política a la clase media.

El proyecto comenzará a tratarse en la comisión de Presupuesto y Hacienda en febrero pero llegaría al recinto en marzo durante las sesiones ordinarias ya que no figura en el decreto del Poder Ejecutivo Nacional para ser habilitado en el Congreso durante las extraordinarias. La modificación del Impuesto a las Ganancias había sido una promesa de campaña de Alberto Fernández que se canalizó el viernes a través de la presentación del proyecto de Massa que fija un nuevo piso, en el que solo pagarían el impuesto los salarios superiores a $150.000 mensuales y las jubilaciones superiores a ocho (8) haberes mínimos garantizados.

Desde Casa Rosada confirmaron que la iniciativa tiene el aval del Presidente y que conversada el jueves pasado en el almuerzo que mantuvieron Alberto, Massa, Santiago Cafiero, Eduardo “Wado” de Pedro y Máximo Kirchner en Casa Rosada. A pesar de que el jefe del Frente Renovador es el único firmante de la iniciativa, el proyecto se elaboró en conjunto con técnicos de la AFIP, jefatura de Gabinete de la Nación, el Ministerio de Economía y el bloque del Frente de Todos. La propuesta, explicaron desde el oficialismo, “no solo tiene como objetivo beneficiar a una mayor cantidad de contribuyentes a nivel nacional, sino también potenciar el mercado interno, dado que los principales beneficiarios de la medida serían trabajadores y jubilados, que destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo”.

Para fines del 2020, el Impuesto a las Ganancias afectaba a 2,3 millones de personas, el 25,6% del total de los contribuyentes en relación de dependencia. Con la actualización anual del impuesto de acuerdo a la ley vigente a partir de enero de este año, 300 mil trabajadores dejan de estar alcanzados por el tributo siendo en el caso de los solteros, el piso de $ 74.810 mientras que casados con dos hijos es de $ 98.963. Con la propuesta del líder de Frente Renovador la cantidad de trabajadores y jubilados que dejarían de pagar el impuesto se incrementaría a más de 1.267.000. De esa manera, permitiría consolidar un esquema progresivo, en el que el Impuesto a las Ganancias solo lo pagarían el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio.

El proyecto oficialista está orientado a proporcionar un alivio fiscal a la clase media trabajadora y jubilados de todo el país, siendo una medida que logrará que más de 486 mil personas del sector de la administración pública, defensa y seguridad social, entre los que se encuentran los docentes, médicos y fuerzas de seguridad, entre otros, dejen de pagar. “La recuperación del ingreso es clave para el crecimiento de la economía este año. Sacarle el Impuesto a las Ganancias a más de 1 millón 250 mil personas es mejorarles la capacidad de compra y recuperar el ingreso”, explicó Massa.

Según cada sector, la cantidad de trabajadores a lo largo del país que dejarían de pagar serían: 178 mil (58%) de la industria manufacturera; 133 mil (65%) del transporte, logística y almacenamiento; casi 106 mil (74%) de comercio mayorista y minorista; 48 mil (46%) del sector financiero y casi 27 mil (54%) del rubro de la construcción. “Debemos tener un sistema tributario más progresivo. Hoy paga más en proporción a su ingreso de ganancias una enfermera o un barrendero que una empresa minera o un bingo”, agrega el presidente de la Cámara de Diputados. En su dimensión federal, el beneficio alcanza a trabajadores y jubilados de todo el territorio, destacándose los casos de la provincia de Buenos Aires (569 mil empleados y jubilados dejarían de pagar el impuesto), la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (157 mil), Córdoba (103 mil), Santa Fe (98 mil) y Tucumán (30 mil).

¿Por qué no hubo otros cofirmantes del bloque del Frente de Todos? ¿Por qué el Poder Ejecutivo Nacional no capitalizó el rédito del anuncio y lo incluyó a través de un decreto en la agenda de extraordinarias? Las respuestas son de índole política y obedecen a la lógica del año electoral. El Frente de Todos busca reposicionarse en el centro de cara a la campaña para las legislativas de octubre y Massa es su mejor exponente. Con la candidatura de Alberto y la incorporación de Massa en 2019, el peronismo logró licuar la imagen de Cristina y ganar terreno en el electorado independiente y de clase media. Una reorientación que, en términos electorales, fue determinante para evitar la reelección de Mauricio Macri y que contrastó con la derrota de Cristina Fernández de Kirchner en las legislativas del 2017 al marginar a Florencio Randazzo y al PJ de la competencia interna.

Massa emerge entonces como la mejor pieza del gobierno nacional para disputarle el centro a Horacio Rodríguez Larreta y conservar la sensación de renovación y apertura en el Frente de Todos. El peso del massismo en la provincia de Buenos Aires, más allá de su estructura a nivel nacional, fue determinante para sumarle un “plus” a la fórmula Alberto-Cristina en la primera sección electoral además de un barniz de institucionalidad y centro que el kirchnerismo no tenía hasta ese momento al menos en el plano discursivo. El jefe del Frente Renovador mantuvo siempre su autonomía e identidad dentro del gobierno nacional: moderó la avanzada estatista contra Vicentín al abrir un canal de diálogo con las cámaras agroexportadoras. Y cocina a fuego lento la reforma judicial para evitar tensar el clima político pospandemia. Se opuso abiertamente a cualquier posibilidad de indulto o amnistía para los condenados por corrupción y también reclamó desalojar las tomas de tierras en Guernica además de quitarle la asistencia social del Estado a quienes incurran en ese delito.

El proyecto ya recibió el apoyo de Juntos por el Cambio en la reunión virtual de la Mesa Nacional que se celebró a través de zoom. También la CGT apoyó el la suba del mínimo no imponible de Ganancia hasta 150 mil pesos. La iniciativa contará con el impulso de los doce diputados de origen sindical y de la presidenta de la Comisión de Legislación del Trabajo, Vanesa Siley.

Dejá tu comentario