Ginés criticó el cinismo de los gobiernos porteños

Política

Ginés González García es, además de ministro de Salud de Néstor Kirchner, primer candidato a legislador porteño en la lista kirchnerista que lleva a Daniel Filmus para la jefatura de la Capital Federal. Será entonces diputado de la Ciudad (a menos que una catástrofe electoral le quite el sueño) y dice que quiere serlo, contrariamente a lo que se imagina, es decir, que renunciaría para seguir en funciones ejecutivas. No quiere en cambio que le ocurra como a un cura en La Rioja, que dejó los hábitos, se hizo diputado y debió soportar pintadas: «Pocho ayer cura, hoy legislador. ¿Nunca vas a trabajar?». En diálogo con este diario, Ginés parece entusiasmarse con ocupar una banca.

Periodista: Para una persona que ha pasado por importantes cargos y larga actividad política ¿es un castigo ser legislador porteño?

Ginés González García: Es un premio. Es la primera vez que puedo ser candidato, tener un cargo electivo. Me eligieron tres veces en mi vida un gobernador y dos presidentes: Cafiero, Duhalde y Kirchner. No es muy convencional, jamás he sido un permanente de la política, he militado desde el conocimiento, la docencia, nunca fui funcionario de Menem ni de Duhalde en provincia.

P.: ¿Y qué ve de bueno en ser candidato?

G.G.G.: Es una circunstancia nueva. Es la forma en la que la gente le habla a uno, es una relación más simétrica. Es lindo, la gente tiene una actitud más horizontal, se sienten de igual a igual.

P.: ¿Lo notó en las caminatas de campaña?

G.G.G.: No solamente, todos las noches tengo dos y hasta tres encuentros barriales, con la juventud, grupos de vecinos.

P.: ¿Qué le piden?

G.G.G.:
Y, me hablan de sus problemas, y de cómo ellos ven las cosas que habría que hacer, demandan ser partícipes. Es una energía social muy interesante en la Ciudad. El futuro político de la Ciudad no es sólo hacer bien las cosas desde el punto de vista de mejorar, sino encontrar formas de involucramiento que no sé por qué no se las han podido dar. Tienen todos los instrumentos. Sufrí un duro golpe porque leí que ahora se posterga para el año que viene la votación para las comunas.

P.: ¿Cree en la descentralización?

G.G.G.: La descentralización no es sólo de mejor gestión y control social, la gente quiere ser activa y por otro lado creo que la gente se va a sentir mucho más incluida. Uno de los problemas que hay de los ciudadanos con el Estado es que no se sienten involucrados con éste. Yo creo que es una cuestión política fundamental, no es sólo tener más Policía, contenedores de basura, es cuestión de movilizar una enorme ansia de participación y están dilatando poner en marcha los mecanismos de la Constitución. Es un discurso cínico de los que vienen gobernando la Ciudad.

P.: ¿Aníbal Ibarra también?

G.G.G.:
Bueno, él gobernó.

P.: Es ahora candidato de Filmus como usted.

G.G.G.: Bueno, él sabrá por qué no lo hizo en su momento. Las soluciones de esta Ciudad no pasan por quién tiene mejor proyecto sino por quién tiene la mayor capacidad política para hacerlo.

P.: ¿Y qué haría en la Legislatura?

G.G.G.: Tiraría tizas a los otros legisladores, me pego a la estudiantina (se ríe).

P.: ¿Parece una estudiantina?

G.G.G.: Bueno, no. No sólo hay que hacer leyes. Muchos consensos de la democracia se construyen en la Legislatura. Yo creo que tengo capacidad de diálogo para ayudar al jefe de Gobierno, de hecho muchos jefes de Gobierno no han tenido mayoría legislativa.

P.: ¿A qué jefe de Gobierno va ayudar?

G.G.G.: A Filmus, por supuesto. Va a necesitar, va a tener un buen cuerpo de legisladores, pero no mayoría. Es malo porque a veces por capricho se frenan cosas y es bueno porque obliga a una construcción colectiva. Y no me voy a quedar sólo con la candidatura, voy a ser parte del equipo de Gobierno.

P.: ¿Si no gana Filmus?

G.G.G.:
No veo la posibilidad, pero si lo fuera, la oposición no es destrucción, peleo duro con las cosas que creo pero no contra las personas.

P.: ¿Complica la campaña que el gobierno no esté en un buen momento?

G.G.G.: Somos el gobierno nacional y no nos vamos a esconder. Somos parte del equipo del gobierno nacional, no vamos a esconder lo que somos.

Eso no quiere decir que no pensemos en la autonomía de la Ciudad. Algunos están haciéndole creer a la ciudadanía porteña que autonomía es antinomia, es aislamiento, como que Buenos Aires y los porteños somos distintos de todos.

No puede ser el eje de la propuesta política que va a ser confrontativa con la mayoría de los argentinos.

P.: ¿Lo dice porque se habla mucho en campaña de autonomía?

G.G.G.: Están jugando una falsa idea con la autonomía. Hay que pensar que el proyecto es reconstruir la Argentina y no establecer desde Buenos Aires una base política para la próxima campaña presidencial porque así, al día siguiente de ganar la elección, naturalmente se pone en contra del gobierno nacional.

P.: Lo cree de Macri...

G.G.G.:
Uno de los problemas de la Ciudad es que demasiado tiempo ha sido tomada como bastión de una propuesta política para el país y eso hizo que en los mejores años del país la Ciudad no ha avanzado como correspondía.

P.: ¿Qué propuestas tiene para el área de salud?

G.G.G.: Hay 33 leyes de salud en la Ciudad. Hay más leyes de las que se cumplen. Me parece que hay un mecanismo para presionar al Ejecutivo para que las cumpla. Por ejemplo la transferencia de Policía sanitaria y fiscalización y regulación lo sigue haciendo este Ministerio (de Salud, nacional). Damos la matrícula, habilitamos las clínicas, las farmacias. Tengo varias notas, no sólo de Telerman y no lo han aceptado nunca, no lo quieren hacer. Parece falso hacerse el autónomo con el tema de la Policía. Es una actitud política, no lo quieren aceptar.

P.: Entonces no piensa en una ley.

G.G.G.: Estoy mirando cada una de las leyes. Faltan ejecuciones, hay más incumplimiento y falta autoridad de aplicación. La Legislatura tiene que hacer un adecuado control. Tengo una relación buenísima con la Legislatura nacional y conozco bastante de este lado.

Entrevista de Patricia García

Dejá tu comentario