Giro de campaña: sexo estratégico y Berni enfrenta a dos mujeres

Política

Comenzó como una broma a la que se subió Victoria Tolosa Paz, pero la oposición y parte del oficialismo reaccionaron rápidamente. Polémica entre relaciones sexuales, crisis del bolsillo y qué partido tiene la libido más alta.

Nadie puede negar las artes que Victoria Tolosa Paz está demostrando en esta campaña. Cuando el país podría estar debatiendo, a peligrosos 13 días de las PASO, sobre la inflación en alimentos que no cede, la incertidumbre futura sobre un acuerdo con el FMI y con ello, la normalización de las relaciones financieras de Argentina con el mundo o los ecos que vuelven en la Justicia sobre el vacunatorio VIP (alimentado también por las imágenes del escrache siempre repudiable a Ginés González García), Tolosa Paz logró que tanto ella como la oposición hablen de otro tema esencial para la vida, pero para nada conflictivo en las actuales condiciones: el sexo y en qué partido se practica mejor.

Ese ejercicio de la candidata, que claramente no pareció una improvisación como no lo es ninguna de sus afirmaciones, ayer despertó reacciones dentro y fuera del oficialismo. Tolosa Paz había dicho: “En el peronismo siempre se garchó, es así. Nosotros vinimos para hacer posible la felicidad de un pueblo y la grandeza de una patria, y no hay felicidad de un pueblo sin garchar. Perdón, nosotros somos así. Lo que digo, es parte importante de la vida, el baile, el disfrute, el goce, no lo vamos a ocultar. Somos seres humanos, nos gusta gozar, nos gusta divertirnos”. Fue en un diálogo que venía en tono absolutamente informal con Pedro Rosenblat.

Ayer, uno de los primeros en reaccionar fue el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni: “Por más garche que haya, el pueblo es infeliz si no hay equidad social”, dijo.

“No sé por qué Tolosa Paz dice lo que dice. Yo soy peronista y para nosotros el engrandecimiento de la Patria pasa por el trabajo, la soberanía política, la independencia económica y la justicia social. Si no hay equidad social, por más garche que haya, el pueblo es infeliz”, lanzó el funcionario provincial.

Poco después, María Eugenia Vidal se subió al tema: “El Gobierno subestima a los jóvenes, dejemos que ellos se ocupen de su sexualidad, nosotros tenemos que encargarnos de que tengan trabajo y educación”, dijo.

“¿De verdad creen que los jóvenes los van a votar por eso?, dejemos que ellos se ocupen de su sexualidad, nosotros tenemos que encargarnos de que tengan trabajo digno y educación de calidad, conseguir un alquiler, para eso tenemos que derogar la ley de alquileres y puedan irse a vivir solos”, siguió Vidal. Menos de un día para que el debate sumara otro punto clave.

Dejá tu comentario