Senado: obtuvo dictamen el proyecto para ampliar la Corte Suprema y se trata el 14 de julio

Política

El plenario de comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales escuchó a los mandatarios provinciales defender el proyecto oficialista para reformar y ampliar la Corte a 25 miembros. Juntos por el Cambio no participó en rechazo a la iniciativa.

El proyecto de ley presentado por el Frente de Todos para modificar el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia, que eleva de cinco a 25 los miembros del tribunal para otorgar un carácter más federal, obtuvo este miércoles dictamen de mayoría durante una reunión de comisiones en la que un grupo de gobernadores del oficialismo defendió la iniciativa.

La decisión de pasar a la firma el proyecto fue anunciada por el presidente de Asuntos Constitucionales, el jujeño Guillermo Snopek, y luego confirmada por el titular de Justicia, Oscar Parrilli. El jefe del bloque oficialista, José Mayans, en tanto, confirmó que el proyecto será llevado al recinto el jueves 14 de julio. "Es un tema que ya se debatió cuatro semanas. ¿Para qué vamos a seguir dando vueltas?", sentenció

El debate de las cinco iniciativas para modificar el alto tribunal se reanudó esta tarde con la presencia de los mandatarios provinciales de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Salta, Gustavo Saenz; de Chaco, Jorge Capitanich; de Buenos Aires, Axel Kiciloff; de Formosa, Gildo Insfrán; de San Luis, Alberto Rodríguez Saa y de Tierra del Fuego, Gustavo Melella. Juntos por el Cambio decidió ausentarse de la reunión por su oposición a la iniciativa.

Al tomar la palabra, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, pidió abordar la discusión "por afuera de la grieta" que divide a los argentinos.

"La grieta es tremenda y hace mucho daño a la Argentina. Nuestro proyecto es de un clima de unidad nacional, no pensamos todos igual", aclaró el gobernador en la reapertura del debate en comisión sobre la modificación del máximo tribunal.

El mandatario declaró que "hablar de la Corte Suprema es como que si en Argentina se tuviera decidido que de esto no se habla" y consideró que no se estudia en el país la historia del máximo tribunal.

"Hay que hablar de la Corte, los gobernadores abordamos el problema fuera de la grieta. Debemos hablar porque es un problema grave y debemos hacer algo casi fundacional", evaluó, y señaló que la actual es una de las Cortes más chicas del mundo y debe ser federal.

Rodríguez Saá aclaró que no pretenden que "se llame la Corte de ...de una persona o que tenga un tironeo en este sentido", y aclaró que no cuestiona las personalidades de los actuales miembros integrantes de la Corte.

Corte Senado Gobernadores (1).jpeg

La idea de modificar el número de integrantes del máximo tribunal cuanta con el aval del oficialismo y de sus aliados, en tanto que desde Juntos por el Cambio reiteraron en varias oportunidades que están en contra de la reforma.

A su turno, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, declaró que la convocatoria de los mandatarios provinciales para la reforma de la Corte Suprema se originó en "una crisis del federalismo y de la Justicia" que existe en Argentina.

"La crisis del federalismo y de la Justicia nos convocan", sostuvo y destacó la cantidad de causas sobre las que el máximo tribunal debe fallar anualmente. En este sentido, consideró que "es imposible que una Corte de cuatro miembros pueda resolver todos estos casos".

"Esto nos lleva a la necesidad de ampliación de la Corte", sostuvo, y señaló de acuerdo con los informes oficiales antes de la pandemia el tribunal recibía 35 mil causas por año, de las cuales cerca de 15 mil tenían sentencia y/o resoluciones.

El mandatario santiagueño se mostró a favor de la emisión de un decreto de autolimitación del Presidente de la Nación para la propuesta de candidatos a jueces de la Corte, y de la igualdad de género en la conformación futura del cuerpo.

Corte Senado Gobernadores (3).jpeg

"No queremos convertir a la Corte en algo parecido al Senado en representación de las provincias", aclaró, y sostuvo que "el verdadero desafío" es poner en pie "un verdadero federalismo".

Por su parte, el fueguino Gustavo Melella, aseguró que el proyecto "no es en contra de nadie", sino que busca "mayor calidad de Justicia".

"La Corte tiene que tener representación federal y tiene que ser una Corte moderna", sostuvo el mandatario. Melella también se pronunció a favor de "una ampliación de integrantes con una mirada de especialización en distintos temas".

"Este proyecto de ley no es contra nadie, lo recalco porque sale a veces que dependemos de alguien o lo hacemos por alguien y esto no es así", aseveró. El gobernador explicó que se busca de la Justicia "un salto de calidad" y "ayudarla para su mejor funcionamiento".

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, declaró que "la composición de la Corte Suprema de Justicia ha sido centralista, misógina y con un sesgo antifederal" y aseguró que hay "un avance del centralismo que avanza de la mano de la injerencia de las corporaciones que promueven un mecanismo de presión y manipular y manejan la justicia a su antojo":

El mandatario afirmó que desde su provincia se propiciará la designación de juristas calificados en caso de avanzarse en la reforma de la Corte Suprema, a cuya composición actual cuestionó por estar alejada de la realidad de los ciudadanos.

Además, marcó la existencia de una "tensión entre gobernabilidad y calidad y entre inclusión social y distribución del ingreso" y se preguntó "dónde estaba la Corte cuando se produjo la convalidación de los gobiernos de facto".

"Existen razones constitucionales e institucionales y operativas debido a la multiplicidad de las causas y a la falta de especialización" que llevan a analizar la reforma del cuerpo, dijo, aunque aclaró que no cuestiona la idoneidad de los actuales miembros de la Corte.

Los proyectos para ampliar la Corte Suprema

Antes de emitir dictamen, el Frente de Todo deberá aunar criterios para resolver cuál de los proyectos en danza presentados en los últimos meses será el elegido. Coexisten proyectos anteriores al que impulsan los gobernadores sobre cambios en la integración de la Corte Suprema.

Uno de ellos pertenece al senador y exgobernador rionegrino Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), que había sido consensuado con el bloque oficialistas. El mismo establece llevar a 16 los jueces de la Corte, garantizando la paridad de género y una representación federal que divide al país en cinco regiones.

El otro proyecto pertenece al oficialista puntano Adolfo Rodríguez Saá, que propone pasar de 5 a 9 jueces y federalizar el máximo tribunal con el nombramiento de magistrados por regiones, debiendo respetarse en su integración la diversidad de género. La oficialista neuquina Silvia Sapag (UC-FdT) también plantea una composición por regiones, elevando de 5 a 15 los integrantes de la CSJ y, por último, está la iniciativa de la riojana Clara Vega (Hay Futuro Argentina) que propone regular el cupo femenino del tribunal sin elevar su número.

Dejá tu comentario