Larreta, "amigo", se prepara para semana clave de pandemia por política y contagios

Política

El jefe porteño ante doble desafío por epidemia y por crisis interna del PRO. Impactó saludo presidencial en día patrio.

Solo a pocos, ayer, Alberto Fernández saludó como “mi amigo”. Fue en el acto del Día de la Independencia, donde los gobernadores presenciaron la escena vía Zoom y el Presidente los saludó en pantalla. Uno de los agraciados fue Horacio Rodríguez Larreta, sobre quien más impactó el trato. Es que, el jefe de Gobierno porteño empieza a ensayar un papel más protagónico en la interna del PRO que detonó con el comunicado que consideró de “gravedad institucional” (entre otras calificaciones) el asesinato de un exsecretario de Cristina de Kirchner. No era lo único que agitaba las aguas en la agrupación de Mauricio Macri.

La cercanía de Larreta con Alberto Fernández, en inevitable alianza en la batalla contra el coronavirus, no deja de irritar a la ala más dura del macrismo. Inclusive el expresidente se expresó contra el Gobierno y la cuarentena en una entrevista que dio el miércoles a Álvaro Vargas Llosa diciendo, por ejemplo, que el Gobierno “ha intentado en la pandemia avanzar sobre las libertades”. Para aplacar la interna, el PRO armó una Mesa Ejecutiva que le recortará poder de decisión a Patricia Bullrich (referente de Macri en ese combo) mientras el tándem Larreta y María Eugenia Vidal tendrán mayor control entonces.

La definición que asuma el jefe de Gobierno porteño en cuanto a la continuidad de la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, no debe pasar el filtro de esa mesa pero, una decisión consensuada con el Gobierno nacional y el bonaerense podría nuevamente agitar el fuego amigo.

Como sea, a partir del lunes comienza quizá la semana más complicada de la pelea contra la pandemia en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona más roja del país en el mapa de los infectados y fallecidos por covid-19. Será el último tramo de la presente etapa de Fase 1 con variantes y la que medirá con conteo de contagios el resultado de este último aislamiento, pero además, pone en riesgo cualquier decisión. Si bajaran los casos y se permitiera la flexibilización que está planificando el Gobierno de la Ciudad, con apertura masiva de comercios minoristas con atención al público, que forzaría inclusive un control más duro que el actual para monitorear el uso del transporte público para amortiguar una vía fácil de contagios, hay riesgo de que nuevamente, en dos semanas, se pueda volver atrás. Si los números de la epidemia en cambio no son favorables se cierran las alternativas pero el riesgo de una desobediencia de las normas de prevención, incluido el aislamiento, tal vez crezca.

Así, el “amigo” del Presidente se prepara para horas complicadas, en la estrategia contra la epidemia de coronavirus y en el interior del PRO. Mientras, se intenta asegurar que no habría estrategias diferentes en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, que mantienen tensión en el manejo de la política sanitaria.

Ayer, Larreta lanzó un deseo que quizá quiere se cumpla en las próximas horas: “En eso confío y estoy seguro de que nuestra patria nos va a iluminar en esta pelea que estamos dando”.

Larreta encabezó el acto porteño por el 9 de Julio en Plaza de Mayo. Fue el único orador de la puesta breve y con concurrencia mínima. Presidió el izamiento de la bandera nacional y tras finalizar agradeció el “compromiso” al personal del sistema de salud, de fuerzas de seguridad y el equipo del Gobierno de la Ciudad y “la colaboración” del Ejército “en la provisión de alimentos y muchas tareas”. “Y agradecemos sobre todo a los porteños y porteñas que están acompañando en esta situación que sabemos que es angustiante, es difícil, pero todos estamos poniendo lo mejor de cada uno de nosotros para salir adelante”, completó el jefe de Gobierno.

Larreta estuvo acompañado por su esposa, Bárbara Diez; el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y su esposa, Analía Maiorana; el secretario General y de Relaciones Internacionales, Fernando Straface; y el ministro de Salud, Fernán Quirós.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario