Sube tensión política en AMBA por contagios

Política

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, volvió a quejarse de la derivación a camas del PAMI de la provincia y responsabilizó al Gobierno porteño. Quirós niega que haya colapso sanitario.

Mientras se prepara una bilateral entre Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof para la semana que viene, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reiteró ayer las críticas al jefe de Gobierno porteño por la atención de adultos mayores en la provincia de Buenos Aires, y afirmó que eso “está sucediendo desde hace un tiempo” y que es “un dato de la realidad”.

“Eso ya está sucediendo desde hace un tiempo y consta en nuestros registros. El PAMI les da cobertura a sus afiliados y esto no habla de cómo está llevando las cuestiones ni la Ciudad ni la Provincia. Es innegable, es un dato de la realidad”, sostuvo Cafiero. Así, la Casa Rosada volvió a lanzar un dardo hacia Rodríguez Larreta, con quien el Presidente venía teniendo una relación cordial, lo cual incluso estaba generado recelos en los sectores del kirchnerismo más duro.

Las palabras de Alberto Fernández del miércoles en la apertura de un hospital por videoconferencia junto a Kicillof y Alberto Descalzo (Ituzaingó) generaron malestar en el Gobierno de la Ciudad y, de hecho, salió a hablar el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien dijo que en CABA se prioriza “a las personas que tienen cobertura sólo pública, pero desde ya que el hospital es libre y gratuito para todos”. El funcionario negó que los hospitales porteños tengan su capacidad saturada, y explicó que “es verdad que el PAMI hizo acuerdos con clínicas del Conurbano, y que atiende gente en el Conurbano”.

Alberto había planteado que “los adultos mayores no tienen lugar donde atenderse en la Ciudad” y van a “atenderse en la Provincia” de Buenos Aires en medio de la pandemia del coronavirus. Por otra parte, Cafiero se refirió al aumento de los casos de covid-19 que preocupa al Gobierno y no dejó de lado la posibilidad de endurecer la cuarentena: “Estamos analizando permanentemente la evolución de los casos y no descartamos ningún tipo de medidas”. “Se va sumando complejidad al análisis. Los casos, la ocupación de la terapia intensiva. La carga sobre vectores donde circula mucho el virus como los medios de transporte. Haciendo mucho hincapié en evitar las reuniones sociales porque ahí no hay protocolos”, evaluó en declaraciones radiales.

En cuanto a las medidas que va a tomar el Gobierno, Cafiero destacó que “el Procrear y las obras pueden ser una precuela”, pero remarcó que están “trabajando en un paquete de medidas y el Presidente va a tomar la decisión de cuándo es necesario aplicarlo”. “Hay medidas de implementación inmediata y otras de mediano y largo plazo”, señaló sin dar mayores detalles, y planteó que apuntarán a “recuperar la producción nacional a través del funcionamiento del consumo interno”.

Sobre la suba del delito, el funcionario destacó que “la desigualdad siempre puede generar delito” y que “probablemente la pandemia deje complicaciones económicas”, aunque consideró que “eso no necesariamente debe generar un aumento en la delincuencia”. Por último, Cafiero se esperanzó con la chance de un rebote de la economía, con un alza en forma de “V”, luego del acuerdo con los bonistas.

“Puede haber un rebote en V de la Economía. El acuerdo permite a los distintos sectores tener otra posición y le permite a la Argentina empezar a posicionarse en una senda del desarrollo. Tenemos que estimular ese salto de V para que Argentina avance rápidamente a una recuperación”, evaluó.

Ayer Cafiero encabezó en General Rodríguez la presentación de dos nuevas líneas del programa Potenciar Trabajo junto al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de la secretaria de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), Gabriela Torres. “Hay que montar estructuras de trabajo comunitario porque a los problemas sistémicos se les contrapone siempre una solución comunitaria; hoy el Estado viene a poner un grano de arena en ese sentido porque ve, registra y avanza en la construcción de este programa”, expresó Cafiero durante el acto.

“Es siempre fácil echarle culpa a las personas y no mirar que quizás es el sistema el que hay que cambiar, sobre todo cuando es uno que genera exclusión”, advirtió. Con todo, el jefe de ministros aceptó que los programas “no resuelven el problema, sino que es un trabajo conjunto entre jóvenes con voluntad de querer recuperarse y una organización social que los acompaña”.

Dejá tu comentario