Hieren a sindicalista portuario en un ataque con estilo de sicarios

Política

El secretario general del sindicato de Guincheros portuarios, Roberto Coria, sufrió ayer un ataque a balazos que lo hirió en la ingle y del que anoche se reponía en un hospital. El intento de asesinato se concretó en la puerta de su casa por parte de una persona no identificada que abrió fuego en su contra y luego huyó, en la víspera de las elecciones internas del gremio. Coria, que había sido víctima de un abordaje similar el martes pero donde el atacante no logró accionar el arma, se encontraba con su hijo, quien salió ileso.

El hecho se produjo en la entrada de la vivienda de Coria, en Lanús. Allí, alrededor de las 8 y cuando el dirigente se disponía a salir en su camioneta rumbo al sindicato, una persona encapuchada -según pudo verse en una cámara de seguridad- se apersonó frente a la reja de acceso a la casa y abrió fuego con dirección al gremialista en cinco oportunidades, según le relató la víctima a la policía y a sus colegas. De esos disparos uno sólo impacto en su cuerpo, a la altura de la ingle, con orificio de salida en una de sus nalgas.

En principio Coria evitó direccionar sus sospechas hacia la interna que deberá disputar hoy contra su exaliado Daniel Amarante. En cambio, les dijo a sus íntimos que una disputa en la seccional de Zárate del sindicato parece un caldo de cultivo más propio del ataque que sufrió. La organización gremial y el Ministerio de Trabajo ratificaron que hoy se hará la elección. La CGT, al cabo de la primera reunión de su nuevo Consejo Directivo, emitió un comunicado para repudiar el atentado.

El relato de Coria, las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad y los dichos de testigos apuntan a un accionar propio de un sicario. De hecho la persona que abre fuego tiene una fisonomía similar a la que intentó hacerlo el martes sin éxito. Los relatos coinciden en que el atacante bajó de un automóvil en momentos en que Coria se disponía a salir de su casa y abrió fuego. Inicialmente se habló de cuatro disparos pero por la noche el dirigente les dijo a sus colaboradores haber sentido cinco tiros, dos de ellos que impactaron sobre la reja de su casa.

Con ayuda de su hijo Coria pudo trasladarse por sus medios al hospital Evita de Lanús.

Mariano Martín

Dejá tu comentario